Las impresionantes imágenes de los nuevos sitios que la Unesco incorporó como Patrimonio de la Humanidad

Las tumbas megalíticas de Japón. Localizadas en la prefectura de Osaka, estas 49 tumbas antiguas datan de un periodo comprendido entre los siglos III y VI. Vienen en distintos tamaños y formas, incluyendo una que parece el ojo de una cerradura y que lleva el nombre del emperador Nintoku. Es la tumba más grande del país.

 

Cada año la Unesco escoge lugares históricos o naturales alrededor del mundo destacándolos como parte del “Patrimonio de la Humanidad”, como una forma de protegerlos y de ayudar a su preservación. BBC Mundo muestra algunos de los que recién acaba de incorporar a su lista.

 

This slideshow requires JavaScript.