Pedro Sánchez da por “rotas” las negociaciones con Podemos para gobernar

Podemos
Imagen de archivo del presidente en funciones del Gobierno español, Pedro Sánchez, a su llegada a una cumbre de líderes de la Unión Europea en Bruselas, Bélgica. 2 julio 2019. REUTERS/Piroschka Van De Wouw

El presidente español en funciones, Pedro Sánchez, dio el lunes por rotas las conversaciones de reparto de poder con Podemos, el único partido político relevante que se ofrece a gobernar con el líder socialista, aumentando el riesgo de que los españoles tengan que volver a las urnas el próximo otoño.

Si se repiten las elecciones generales, serían los cuartos comicios en otros tantos años, un escenario sin precedentes en la joven democracia española y que ha llevado a algunos expertos a declarar la disfuncionalidad de un sistema político incapaz de resolver grandes problemas como la reforma presupuestaria y Cataluña.

Tres meses después de que los socialistas obtuvieran la mayor cantidad de votos en las elecciones generales de abril, Sánchez dijo que las conversaciones con Podemos habían terminado, acusando a su líder Pablo Iglesias de actuar de mala fe.

“Estamos hablando de un cierre absoluto de puertas a cualquier tipo de negociación, una ruptura unilateral del Sr. (Pablo) Iglesias de la negociación”, dijo Sánchez esta mañana en una entrevista con la Cadena SER, añadiendo que las diferencias entre el PSOE y Podemos eran demasiado grandes para dar cabida a una coalición.

Sánchez no quiere entrar en una coalición de pleno derecho con Iglesias y ha ofrecido a aceptar a tecnócratas nominados por Podemos en su gabinete en lugar de legisladores del partido antiausteridad, una propuesta que Iglesias calificó la semana pasada de “idiotez”.

Uno de los principales miembros de Podemos negó el lunes que las conversaciones estuviesen muertas y dijo que confiaba en que Sánchez llegara a un acuerdo y finalmente aceptase una coalición.

“Para nosotros nunca ha estado rota la posibilidad de que este país sea un país mejor y nosotros pensamos que esto pasa por un gobierno de coalición”, dijo Pablo Echenique a La Sexta TV.

Sánchez, cuyo partido está a 53 escaños de la mayoría absoluta en el Congreso, tiene hasta el 25 de julio para reunir suficientes apoyos para que su investidura salga adelante. Si fracasa, la Constitución permite dos meses más de conversaciones y si tras ese lapso no lo consigue, tendrán que celebrarse nuevas elecciones en noviembre.

Reuters