Tres nuevos hechos extienden la guerra que se libra en Venezuela entre grupos irregulares y la Fuerza Armada

Fuerzas Bolivarianas de Liberación Nacional

 

Crece a pasos agigantados la violencia en Venezuela entre grupos irregulares. Aunque la Constitución le da a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), en el artículo 328, la competencia de “garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico”, en los últimos días han ocurrido varios incidentes que comprometen seriamente a la institución castrense. Así lo reseña infobae.com

Por Sebastiana Barráez

Si nos remitimos a que la FANB es la institución que tiene el monopolio de las armas, según el artículo 324 de la carta magna, entonces ella debe ser la que tenga el control, pero no es así.

Tres incidentes ocurrieron el fin de semana donde queda evidenciado el nivel de descontrol que hay sobre territorio venezolano. Un grupo paramilitar habría asesinado a seis integrantes del brazo civil de la Corriente Bolívar y Zamora, en el estado Barinas. Otro grupo paramilitar, Los Urabeños, amenazan con toque de queda en frontera del estado Táchira. Y el Ejército venezolano da de baja a cuatro disidentes de la guerrillera FARC.

 

Las FBL/FPLN a la CRBZ

La Reserva Forestal de Ticoporo, parroquia Ticoporo, municipio Antonio José de Sucre, estado Barinas, es una zona esencialmente controlada desde hace años por grupos de la guerrilla, entre ellos las Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FBL) ahora llamadas Fuerzas Patrióticas de Liberación Nacional (FPLN).

El sábado 27, en el sector El 12 de Ticoporo, una comisión que dirigió el teniente Maikol Pereira Medina con varios militares y funcionarios policiales de Socopó, encontraron seis cadáveres con múltiples impactos de bala. Las autoridades identificaron a Kevin Alirio Navas  Rodríguez y a Milaidi Garrido Navas.

Según la comisión militar y policial dejó establecido, los vecinos de la zona les dijeron que eso habría sido un “enfrentamiento entre grupos irregulares al margen de la ley que merodeaban la zona”.

Pero el brazo civil de las FBL/FPLN se pronunció a través de un comunicado ante lo que llamo Masacre en Barinas contra militantes revolucionarios. “La Corriente Revolucionaria Bolívar y Zamora (CRBZ) y las Brigadas de Defensa Popular Hugo Chávez queremos denunciar ante el país y el mundo el asesinato de seis compañeros de nuestros movimientos por parte de un grupo armado aún no determinado, presumiblemente mercenarios pagados por sectores de la derecha terrateniente de la zona”.

“Los compañeros asesinados fueron: José Geraldo Rojas, Manuel J. Cordero Benítez, Alexi Ontiveros Mora, Eudes Rojas Peña, Kebin Navas Rodríguez y Milaidis Navas González. Los hechos ocurrieron el sábado 27 de julio a las 10:30 am en el sector Km 12 de la carretera de penetración agrícola de la Reserva Ticoporo, donde los compañeros pertenecientes a las BDP se encontraban reparando una moto”.

La CRBZ presume que los atacó un equipo con entrenamiento militar, que sería paramilitares colombianos, ex policías venezolanos y delincuencia común.

Es extraño que la Corriente relacione los ataques de las Autodefensas Colombo Venezolanas contra unidades de la FANB, que han ocurrido a muchos kilómetros de allí, en la frontera. “El hecho de que la operación haya sido dirigida por una mujer de acento colombiano nos da pie para afirmar lo anterior”.

“A los asesinos les decimos que no nos amilanaremos, que como personas somos humanamente vulnerables, pero espiritualmente estamos férreamente conformados por lo que ha sido nuestro pueblo siempre, un pueblo valiente e irreductible. En cualquier terreno nos encontraran de pie y con determinación. No esperen clemencia si actúan de forma cobarde y artera. El brazo de la justicia bolivariano es largo y siempre hace justicia”.

La disidencia de las FARC está activa en la frontera
La disidencia de las FARC está activa en la frontera

 

Bloque Urabeño

Por otra parte en la frontera de Táchira con el Norte de Santander, supuestamente el comandante alias El Paisa del Bloque Urabeño difundió otra amenaza, el domingo 28 de julio, advirtiendo toque de queda en las calles de Palotal, San Antonio del Táchira, desde las 8 de la noche hasta las 6 de la mañana.

Señala sitios específicos, barrios e incluso a miembros de juntas comunales y abastos y mini tiendas. “En horas de la madrugada de ayer llegamos aquí a Palotal, a partir de este momento empieza la operación fuera guerrilla. No quiero a nadie en la trochas La Piedra, El Hueco, Rancho Azul, Casa Rosada, La Virgen, La Finca, La Pared, ninguna trocha, El que no acate este último aviso será objetivo militar de nosotros“.

En otra parte de la frontera, también el 27 de julio, el Tcnel Rodríguez Benítez, Comandante del 103 Batallón Misilístico Ezequiel Zamora, salió de comisión con 25 hombres hacia el sector Las Palmeras, del municipio Jesús Enrique Lossada del estado Zulia.

En el Río Palmarito, a un kilómetro de la Hacienda El Recreo, fueron atacados por varios hombres armados, pertenecientes a una unidad de la guerrilla colombiana, que se desplazaban en dos camiones. Hay un enfrentamiento en el que los militares logran dar de baja a cuatro de los atacantes; entre ellos hay una mujer y un desmovilizado de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), llamado Mauredy de Jesús Azuaje Urdaneta, con cédula venezolana y el colombiano Jorge Luis Montero.

Hay que destacar que el grupo irregular tenía un arma de guerra, Fusil AR-15 y dos escopetas, que fueron incautadas por los militares de la 12 Brigada de Caribes.