Qué cosas volarán por el aire y cuánto subirá el agua de acuerdo a la categoría de cada huracán

Biscayne Bay, Miami, es azotado por el huracán Irma en el 2017. (AP Photo/Wilfredo Lee)

 

El huracán Dorian se enfila hacia Florida con mayor fuerza tras haberse convertido en un ciclón de categoría 4, pero mientras las dudas sobre si dará un golpe directo al estado o sólo lo afectará de refilón persisten.

Por: Infobae

Los vientos máximos sostenidos de la tormenta alcanzaron los 220 kilómetros por hora, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes (NHC por sus siglas en inglés). Los meteorólogos esperan que se mantenga como huracán de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, sobre un máximo de 5, mientras se mueve lentamente -12 millas por hora (19 km/h)- hacia el oeste, lo que le acerca cada vez más a Bahamas y Florida.

Pero, ¿qué significan las categorías de un huracán? ¿Qué esperar ante un fenómeno de categoría 4? ¿Y ante uno de 5?

De acuerdo a los sitios especializados, la intensidad de un ciclón tropical se mide por la mayor velocidad sostenida del viento que se encuentra en su interior. Una vez que se convierte en un huracán, la fuerza relativa de ese huracán también se mide en una escala basada en su mayor velocidad de viento. Esta escala se llama Saffir-Simpson por los hombres que la inventaron.

South Beach ante el azote de Irma el 10 de septiembre de 2017. REUTERS/Carlos Barria

Pero más que la velocidad de los vientos, importa saber qué sucederá en cada categoría de Saffir-Simpson. En la 1, por caso, con vientos de entre 119-153 kilómetros por hora, es posible que se registren algunos daños a arbustos y pequeños árboles caídos, o podría perderse alguna teja de un tejado.

En la 2, con vientos de entre 154-177 km/h, podrían registrarse algunos daños importantes en ventanas o techos de las viviendas, además de caída de árboles. En la 3, una tormenta seria y peligrosa, con vientos de entre 178-209 km/h, podrían destruirse casas rodantes, caerse árboles grandes y algunos edificios pequeños podrían verse dañados.

En la 4, que es en la que en este momento se encuentra Dorian mientras avanza hacia las Bahamas, se espera que vehículos o casas rodantes puedan resultar completamente destruidos y que las plataformas, muelles y costaneras de la orilla del mar se inunden, además de una caída masiva de árboles. Los vientos varían entre los 210-249 km/h.

Por último, entre las consecuencias de un huracán categoría 5, con vientos superiores a 250 kilómetros por hora, podrían registrarse daños importantes en viviendas y edificios industriales, voladuras de edificios pequeños, inundaciones de las superficies hasta unos 500 metros de la costa y daños a lo que haya hasta 4,5 metros sobre el nivel del mar.

¿Cómo se forman? Los seis pasos en la formación de un huracán

–Los huracanes se forman cuando se acumulan un grupo de tormentas eléctricas y las mismas se desplazan sobre aguas oceánicas cálidas.

-El aire cálido de la tormenta y de la superficie oceánica se combinan y comienzan a elevarse. Esto genera baja presión en la superficie del océano.

-Los vientos que circulan en direcciones opuestas hacen que la tormenta comience a girar. La elevación del aire cálido hace que la presión disminuya a mayor altitud.

Imagen satelital en la que se aprecia el huracán Dorian. (NASA via AP)

-El aire se eleva cada vez más rápido para llenar este espacio de baja presión, atrayendo a su vez más aire cálido de la superficie del mar y absorbiendo aire más frío y seco hacia abajo.

A medida que la tormenta se va desplazando sobre el océano, va absorbiendo más aire húmedo y cálido. La velocidad del viento aumenta a medida que el aire va siendo chupado por el centro de baja presión. Pueden pasar horas o varios días hasta que la depresión se convierte en huracán.

-Los huracanes están formados por un ojo o centro de vientos calmos rodeados de una banda nubosa de fuertes vientos y tormentas con pesadas precipitaciones.

¿Cuál es la diferencia entre huracán, ciclón y tifón?

Los huracanes, ciclones y tifones son el mismo fenómeno meteorológico pero con distinto nombre según el lugar en donde se desarrollan. De manera generalizada pueden llamarse ciclones tropicales.

Para ser considerados ciclones tropicales deben superar vientos de velocidades sostenidas de al menos 119 kilómetros por hora.

Huracán: es definido como un ciclón tropical originado en el mar Caribe que varía por el Atlántico norte o por el Pacífico. Son sistemas de baja presión con actividad lluviosa y eléctrica.

(AP)

Ciclón: presenta fuertes vientos con lluvia. Se produce en el océano Índico sureste y suroeste del Pacífico. En el Índico se le llama “tormenta ciclónica severa” y en el Índico suroccidental, “ciclones tropicales”.

Tifón: es un ciclón tropical acompañado de lluvias torrenciales que se origina en el Índico y en el mar del Japón. Si un tifón golpea en 241 km/h se convierte en un “supertifón”.

¿Qué es la mortal marejada ciclónica?

Aunque los vientos con fuerza de huracán pueden desprender los techos de las casas, es el agua —las marejadas ciclónicas, las inundaciones, el oleaje y los ahogamientos en el mar— la que provoca casi nueve de cada 10 muertes en un huracán como Dorian.

(Getty)

De todos estos eventos, la marejada ciclónica -“storm surge”- es el más peligroso: entre 1963 y 2012, el 49% de las muertes por huracán registradas en Estados Unidos fueron atribuidas a las marejadas ciclónicas, el 27% a la lluvia, el 8% al viento, 6% al oleaje, 6% fueron en altamar y 3% a causa de los tornados, reveló un estudio del Centro Nacional de Huracanes.

La marejadas ciclónica popularmente se compara con el tsunami. Esta podría ser de entre 2 y 3 metros (7 y 11 pies) por encima de la superficie terrestre en partes donde golpe. En otras áreas podría haber marejadas que dejen acumulaciones de agua de alrededor de 1,80 metros (6 pies), por encima de la altura promedio de una persona, o más.