Presos políticos como arroz, por Oscar Arnal

En una democracia no existen los presos políticos o de conciencia. Según el Foro Penal hay 501 en Venezuela, siendo 137 militares, quienes por solo disentir, han sido arrestados, acusados por supuesta traición a la patria, terrorismo de estado, instigación a la rebelión, conspiración y falta al decoro militar. La mayoría permanece sin sentencia, sin pruebas concluyentes, con audiencias diferidas, hacinados, maltratados y hasta torturados. Son múltiples las violaciones que han sufrido antes y después de su cautiverio. Los grados y jerarquías de los procesados militares abarcan desde general en jefe hasta cabo segundo. Es posible que existan más oficiales y tropa profesional detenidos, pero los abogados y familiares por estrategias legales, por miedo o retaliación no consideran prudente su inclusión en estas listas.

Por Oscar Arnal

El número de los detenidos es muy dinámico y sujeto a cambios, y es muy importante para ellos que se visibilice ante la comunidad nacional e internacional, que también hay más de un centenar de presos políticos del mundo castrense. En días pasados tuvimos en mi programa radial, que se transmite a diario de lunes a viernes a las 5 de la tarde por radiofeyalegrianoticias.com en la 105.7 FM y 1.390 AM, al general (r) Juan Antonio Herrera Betancourt, quien no solo denunció los atropellos, sino que además resaltó las carencias económicas que viven los militares retirados, sus viudas e incluso los propios activos.

Entre los presos políticos civiles hay 12 que tienen documentos de excarcelación, firmados por jueces que han sentenciado que no son culpables de nada. Sin embargo, el servicio de inteligencia (Sebin) no acata las órdenes del poder judicial y permanecen privados de libertad. Hay casi 7000 ejecuciones extrajudiciales perpetradas por el régimen. Esta semana pasada los recluidos en Ramo Verde, recibieron una golpiza brutal durante una requisa, en el penal se vivió una noche de terror, fueron varios los presos atropellados, fue una requisa muy violenta, a cargo de funcionarios de la DGCIM.

Lo que está sucediendo debe anexarse al informe de la alta comisionada de los derechos humanos de la ONU, la presidenta Bachelet debe tomar medidas debido a que después de su partida y la expulsión de su equipo, se incrementó la represión.

@OscarArnal