La enfermedad pulmonar por vapeo estaría relacionada con el mercado negro de cannabis

Foto: Shutterstock.

 

Las enfermedades pulmonares graves y misteriosas que han afectado a más de 200 personas en todo el país pueden estar vinculadas a un ingrediente en los productos para vapeo comercializados en el mercado negro que contienen cannabis, según el Departamento de Salud del Estado de Nueva York.

Por Infobae

Las autoridades neoyorkinas dijeron que los resultados de las pruebas de laboratorio mostraron niveles muy altos de acetato de vitamina E en los cartuchos de cannabis utilizados por las 34 personas de ese estado que se enfermaron después de usar cigarrillos electrónicos.

Nueva York y otros estados, así como los reguladores federales de salud, han estado intentando encontrar la causa de las enfermedades pulmonares en las personas que usan productos de cigarrillos electrónicos y vapeo, que ya le ha costado la vida a al menos dos personas. La Administración de Alimentos y Medicamentos dice que aún no ha reducido su investigación a ningún producto en particular.

El Departamento de salud de Nueva York dijo en un comunicado que identificó 34 casos de enfermedades pulmonares graves en personas que usaban un producto de vapeo que contenía cannabis, y que los productos probados por el departamento contenían acetato de vitamina E. Muchos también habían usado dispositivos de cigarrillos electrónicos.

“El acetato de vitamina E es ahora un foco clave de la investigación del departamento respecto a las posibles causas de enfermedades pulmonares asociadas con el vapeo”, dijo el estado en el comunicado. El Departamento de Salud agregó que muchos de los productos relacionados con el brote “se sospecha que son falsificaciones de productos de vaporización recreativa que contienen cannabis”.

Cannabis, también conocida como marihuana. Foto: Archivo

 

El acetato de vitamina E se usa comúnmente en suplementos nutricionales o se aplica a la piel por sus efectos antioxidantes. Si bien se cree que es inofensivo para esos usos, podría conllevar riesgos cuando se inhala, dijo el Departamento de Salud de Nueva York.

Las imágenes publicadas de los productos mostraron que llevaban las etiquetas “Dank Vapes” y “Chronic Carts”.

“Se supone que no debes calentarlo e inhalarlo, porque es un aceite. Y el pulmón no quiere aceite caliente, el pulmón reacciona al aceite caliente”, dijo el doctor Len Horovitz, neumólogo del Hospital Lenox Hill de Nueva York.

La FDA está probando más de 100 muestras de productos de vapeo como parte de su investigación para una amplia gama de productos químicos, que incluyen nicotina, THC, pesticidas, opioides, venenos y toxinas.

“No se ha identificado ninguna sustancia, incluido el acetato de vitamina E, en todas las muestras analizadas”, dijo en un comunicado Stephanie Caccomo, portavoz de la agencia.

El Washington Post informó el jueves que otros departamentos de salud estatales estaban investigando los productos de vapeo que contienen cannabis y el acetato de vitamina E como asociados con las enfermedades pulmonares. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU dijeron la semana pasada que estaban investigando 215 posibles casos de enfermedad pulmonar grave relacionada con el uso de cigarrillos electrónicos en 25 estados.

A partir de finales de junio, los pacientes informaron síntomas que incluyen dificultad para respirar y dolor en el pecho antes de ser hospitalizados y colocados en respiradores. Algunos experimentaron vómitos, diarrea y fiebre.

Dos muertes, una en Illinois y otra en Oregón, se han relacionado con las enfermedades. El hombre de Oregon compró un producto de cannabis en un dispensario, informaron funcionarios de salud estatales esta semana.

Las enfermedades pulmonares son una amenaza para la industria de los cigarrillos electrónicos, que ha crecido rápidamente como un método para que las personas cambien los cigarrillos tradicionales, responsables de 480.000 muertes al año en EEUU. Algunas personas usan los dispositivos para inhalar cannabis y THC, y existe una variedad de cartuchos y cápsulas de contrabando para usar con los dispositivos.

Los cigarrillos electrónicos han estado disponibles en los EEUU desde 2006. Su uso entre los adolescentes se ha disparado en los últimos años: unos 3.6 millones de estudiantes de secundaria y preparatoria usaron productos de vapeo en 2018, un aumento de 1.5 millones en el año anterior.

Las misteriosas enfermedades han provocado que los reguladores revisen de nuevo toda la categoría de productos y sus riesgos potenciales, incluido el popular dispositivo Juul fabricado por Juul Labs Inc.

Con información de AFP y Bloomberg