Las preocupaciones de Bachelet (I): La hiperinflación que afecta el bolsillo de los venezolanos

Venezolanos deben hacer milagros para comprar alimentos y pagar servicios cada mes / Foto EFE/MIGUEL GUTIERREZ

 

Tras la presentación del examen oral en Ginebra de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quedan al descubierto las preocupaciones ante el deterioro económico de los trabajadores en Venezuela, a quienes cada día se les dificulta adquirir los productos de la canasta alimentaria.

Por Lisbeth Piñeros / lapatilla.com

En el informe presentado ante la Comisión de DDHH de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela se destaca:

“Por otro lado, la situación económica y social sigue deteriorándose rápidamente, restringiendo el ejercicio de los derechos económicos y sociales de millones de personas. La economía atraviesa lo que podría ser el episodio hiperinflacionario más agudo que haya experimentado la región, afectando la capacidad de compra de alimentos básicos, medicamentos y otros bienes esenciales”, señala.

“Al día de hoy, el salario mínimo equivale a 2 dólares mensuales, en comparación con los 7 dólares en junio. Así, una familia necesita percibir el equivalente a 41 salarios mínimos mensuales para poder cubrir la canasta básica alimentaria. La dolarización de facto en varios sectores de la economía está exacerbando las desigualdades. Los servicios públicos han seguido presentando fallas graves y recurrentes, con especial intensidad en el estado Zulia. El desabastecimiento de combustible fuera de Caracas ha agravado la situación”, recalcó.

Agrega que “persisten serios obstáculos en la disponibilidad y accesibilidad económica a los alimentos. Por ejemplo, Cáritas registró un 35 por ciento de desnutrición crónica en los niños y niñas menores de 5 años atendidos en junio de 2019 en las zonas más pobres de 18 estados”.

La hiperinflación en Venezuela continuó en agosto su desaceleración a ritmo interanual, ubicándose en 135.379%, mientras que la inflación acumulada fue de 2.674%, según el más reciente informe de la Asamblea Nacional (AN). No obstante, el índice de precios aumentó en comparación con el mes anterior, situándose en 65,2%, casi el doble que julio.