Arrestan al hijo del exsenador brasileño Lobao en nueva fase de la Lava Jato

En la imagen, el exsenador y exministro brasileño Edison Lobao. EFE/Fernando Bizerra Jr./Archivo

 

El hijo del influyente exsenador y exministro brasileño Edison Lobao fue arrestado este martes acusado de recibir sobornos de Odebrecht a cambio de favorecer a la constructora con contratos públicos, en una nueva fase de la Lava Jato, la mayor operación de combate a la corrupción en la historia de Brasil.

El blanco de la fase número 65 de la Lava Jato fue Marcio Lobao, hijo del exministro de Minas y Energía Edison Lobao, detenido en su residencia en Río de Janeiro, informó la Policía Federal en un comunicado en el que añadió que también cumplió once mandatos de registro y aprehensión de posibles pruebas en las ciudades de Sao Paulo, Río de Janeiro y Brasilia.

Las autoridades acusan tanto a Lobao como a su hijo de haberse beneficiado de sobornos por 50 millones de reales (unos 12,5 millones de dólares) pagados por Odebrecht a cambio de favorecer a la empresa en los contratos para la construcción de una hidroeléctrica.

La constructora, una de las principales implicadas en la Lava Jato, se adjudicó parte de los contratos para la construcción de la polémica hidroeléctrica de Belo Monte, la tercera mayor del mundo y que fue erguida en medio de la Amazonía.

La Policía Federal investiga posibles irregularidades en cerca de 40 contratos que fueron adjudicados a Odebrecht, incluyendo los de Belo Monte y algunos con Transpetro, subsidiaria de la petrolera estatal Petrobras, por valores cercanos a 1.000 millones de reales (unos 250 millones de dólares).

Lobao fue titular del Ministerio de Minas y Energía, el contratante de Belo Monte y al que está vinculado Petrobras, inicialmente entre 2008 y 2010, en el Gobierno del entonces presidente Luiz Inácio Lula da Silva, que cumple una condena por corrupción igualmente en el marco de la Lava Jato, y después entre 2011 y 2014, en el Gobierno de la destituida presidenta Dilma Rousseff.

Según la Policía Federal, el juez ordenó la detención del hijo del exsenador debido a que existen indicios de que sigue operando para intentar blanquear los recursos obtenidos ilegalmente.

Los investigados en esta fase de la Lava Jato serán procesados por los delitos de corrupción y lavado de dinero procedente de pagos de ventajas indebidas.

De acuerdo con lo establecido hasta ahora por la Fiscalía, el dinero de los sobornos era entregado en especie en un bufete de abogados en Río de Janeiro vinculado a la familia de Lobao.

Los fiscales también descubrieron que parte de los recursos ilegales fueron “lavados” mediante contratos de compra y venta de obras de arte e inmuebles por valores superiores a los del mercado y mediante la simulación de préstamos a familiares.

Tanto Edison Lobao como su hijo ya fueron imputados en otro proceso por corrupción pasiva y lavado de dinero vinculado a la Lava Jato y en el que fueron acusados igualmente de recibir sobornos de Odebrecht. EFE