Germán Ferrer, el gran adaptado

Desde el exilio observa a los principales protagonistas del chavismo y los radiografía uno a uno. Afirma que nunca ha hecho algo de lo que tenga que arrepentirse. Su error, según señala, “fue no salir a tiempo de una propuesta que traicionó los postulados de justicia, solidaridad, ecología”.

Por Milagros Socorro / La Gran Aldea

-Nicolás Maduro. Su gran característica es que puede ser absolutamente manipulado. Por eso está ahí. Ignorante hasta la exageración, fue escogido por Chávez, quien es el artífice de Maduro, por eso mismo, porque contaba con que Maduro nunca tendría una idea ni una iniciativa propia. A falta de Chávez, lo manejan su esposa, Cilia Flores, y los hermanos Rodríguez. Su gran rasgo es que es muy escaso. Está engolosinado por el poder, pero no tiene discernimiento de nada, por eso paró en tirano. A él lo instruyen de lo que debe hacer y decir.

-Vladimir Padrino López. Fue escogido por Maduro, quién sabe quién se lo sugirió. También es lo que vemos. Pusilánime, acomodaticio y apegado a los caprichos de Maduro y quienes los manejan.

-DelcyRodríguez. Es lo que Jorge decida que sea.

Lea lo que dice Germán Ferrer sobre otros miembros del chavismo y la política venezolana en La Gran Aldea: