Suspenden dieta oral de Bolsonaro y vuelven a alimentarlo vía intravenosa

Brazilian President Jair Bolsonaro. (Photo by EVARISTO SA / AFP)

 

Los médicos que atienden al presidente brasileño, Jair Bolsonaro, tras la cirugía abdominal a la que fue sometido el domingo, la cuarta desde que fue acuchillado hace un año en un mitin electoral, le suspendieron la dieta oral que había iniciado el lunes y volvieron a alimentarlo por vía intravenosa.

La decisión fue adoptada debido a que la noche del martes los movimientos intestinales del jefe de Estado pasaron a ser más lentos y a que registró una “distensión abdominal”, según el boletín divulgado este miércoles por el Hospital Vila Nova Star, el centro médico privado en que está ingresado desde el sábado.

Ante tal situación, los médicos decidieron no solo sustituir la alimentación oral por la intravenosa, sino también colocarle una sonda nasogástrica.

“La reintroducción de la alimentación por vía oral será evaluada diariamente y ocurrirá en el momento oportuno”, agrega el boletín.

Tras la cirugía del domingo para corregirle una hernia surgida por el debilitamiento muscular provocado por las tres operaciones anteriores en el abdomen, Bolsonaro había iniciado el lunes una dieta líquida, con agua, gelatina, te y caldo, y la previsión inicial de los médicos era permitirle una dieta pastosa a partir de este miércoles.

El boletín médico, sin embargo, aclara que el estado de salud del gobernante continúa estable y que, en el tercer día postoperatorio, el paciente permanece sin dolor, sin fiebre y sin disfunciones orgánicas.

Los resultados de “los exámenes de laboratorio siguen estables”, agrega el boletín.

Los médicos mantuvieron las medidas convencionales de prevención de trombosis venosa profunda (uso de media elástica y medicinas anticoagulantes) y la recomendación para que el presidente continúe realizando fisioterapia motora y sus caminatas por los pasillos del hospital.

De acuerdo con el boletín, “el paciente continúa con las visitas restringidas”.

El portavoz de la Presidencia brasileña, Otavio Rego Barros, que este miércoles no concedió rueda de prensa para comentar el boletín médico, había reafirmado la víspera que el gobernante reasumirá el cargo el próximo jueves pese a la posibilidad de que continúe ingresado hasta el domingo, como han recomendado los médicos.

El portavoz recordó que, por lo menos hasta el jueves, el presidente de Brasil en ejercicio será el vicepresidente, general de la reserva del Ejército Hamilton Mourao, quien asumió interinamente el domingo antes de que Bolsonaro entrara al quirófano.

Dependiendo de la recomendación médica, Bolsonaro podrá despachar desde un lugar en el hospital.

La cirugía del domingo fue la cuarta en el abdomen desde que Bolsonaro fue acuchillado el 6 de septiembre del año pasado cuando participaba en un mitin electoral en la ciudad de Juiz de Fora.

Las dos primeras operaciones fueron realizadas cuando el líder ultraderechista aún estaba en campaña electoral y la tercera, para la retirada de una bolsa de colostomía, en enero, pocos días después de asumir el mandato.

El autor del ataque a Bolsonaro, Adelio Bispo, fue detenido el mismo día, pero en junio de este año la Justicia lo absolvió por considerarlo no imputable por sus problemas mentales. EFE