Google Earth permitió recuperar el esqueleto de un hombre desaparecido en 1997

Esta imagen permitió resolver la desaparición de William Moldt (Foto: Google Earth)

 

Los restos de un hombre desaparecido en Florida en 1997 han sido localizados gracias a una captura de Google Earth, informó la Oficina del Sheriff del Condado de Palm Beach.

Por Infobae

El esqueleto de William Moldt, de 40 años, se encontraba dentro de un automóvil sumergido en un estanque de Wellington, junto al complejo de viviendas ubicado en The Grand Isles.

“Sorprendentemente, el vehículo había estado claramente visible en una imagen de satélite de Google Earth desde el 2007, pero nadie se percató de ello hasta 2019, cuando un inspector de propiedades vio el coche al revisar la zona en Google Earth”, explicó The Charley Project.

El automóvil estaba recubierto de sustancia calcárea, es decir, calcificado. Esto implica que llevaba mucho tiempo bajo el agua (Foto: The Charley Project)

 

William Moldt llamó a su novia para decirle que llegaría pronto a casa, pero nunca regresó (Foto: The Charley Project)

 

La organización no gubernamental The Charley Project cuenta con un archivo de más de 13.000 casos de desaparecidos en EEUU que se han quedado fríos, olvidados y perdidos en las carpetas de las comisarías. Uno de los nombres que figuraba en los archivos de la organización benéfica era el de William Moldt, un hombre de Lantana desaparecido en noviembre de 1997.

Aunque no acostumbraba a beber, aquella noche William Moldt había tomado varias copas de alcohol en un bar. Los testigos que estuvieron con él en el local, y que fueron interrogados tras la desaparición, dijeron a la policía que no parecía ebrio cuando se marchó.

La última persona con la que habló antes de extraviarse fue su novia. Él la llamó por teléfono sobre las 21:30 horas para decirle que llegaría pronto a casa. Pero Moldt nunca se presentó.

Cuando se produjo el siniestro, las casa que rodeaban el estanque estaban aún en construcción (Foto: The Charley Project)

 

Las autoridades no facilitaron más información sobre el caso hasta el momento (Foto: WPTV)

 

En 1997, Grand Isles aún estaba en construcción. Los pocos avances de la investigación hicieron que el caso se enfriara con el paso de los años, hasta agosto de 2019, cuando el inspector percibió en la imagen de Google Earth algo extraño dentro del estanque y alertó a la policía.

Al sacar el automóvil del agua, los agentes comprobaron que estaba completamente calcificado, lo que implicaba que llevaba mucho tiempo sumergido. En el interior, hallaron el esqueleto de William Moldt. El vehículo y los restos humanos fueron trasladados a la Oficina del Médico Forense de Palm Beach para su procesamiento y análisis. Y hasta el momento no se han proporcionado nuevos detalles del caso, que recuerda al ocurrido recientemente en Canadá.

William Moldt desapareció el 07 de noviembre de 1997 a la edad de 40 años (Foto: The Charley Project)

 

En agosto, Max Werenka, un joven canadiense de 13 años, vio desde su tabla de paddle surf un automóvil sumergido en el lago Griffin. Cuando contó a un oficial de la Policía Montada Real de Canadá lo que había descubierto, el agente mostró sorpresa y desconcierto. En 2009, los cuerpos de un grupo habían sido rescatados del lago, pero recordaba que el automóvil había sido recuperado también.

Días más tarde, los investigadores ya inspeccionaban en la zona. Como la luz del sol no permitía ver el fondo del estanque, Max Werenka saltó al agua con su GoPro y grabó la parte trasera del coche para que los agentes pudieran verlo. Su video permitió resolver un caso de una mujer desaparecida desde hacía 27 años.

Janet Farris, de 69 años, conducía sola de camino a una boda en Alberta en la noche de su desaparición. Dos semanas después del accidente, sus familiares recibieron una llamada y supieron que su madre nunca llegó a su destino. Su historia se sumó así a las carpetas de casos sin resolver hasta 2019, cuando Max Werenka descubrió el auto bajo el agua.

“Supusimos que tal vez se salió del camino, se quedó dormida o tal vez intentó esquivar un accidente o a un animal”, dijo el hijo de Janet, George Ferris, a la cadena Canadian Broadcasting Corp.