José Alberto Olivar: La dictadura profiere nuevas amenazas contra la Universidad

Foto: José Alberto Olivar, representante profesoral ante el Consejo Directivo de la Universidad Simón Bolívar

 

“La escalada anti universitaria que hemos visto durante este año sigue su curso, hoy los voceros patronales al servicio de la tiranía revelaron la siguiente fase del perverso plan diseñado para asestar el golpe definitivo contra las Universidades Nacionales. En tono de ultimátum, advirtieron a las autoridades de la Universidad Simón Bolívar que llegado el 27 de febrero de 2020, sino no se han efectuado las elecciones tal como lo impone la sentencia del TSJ ilegítimo, este procederá a intervenir definitivamente la Universidad, designando de facto nuevas autoridades universitarias”. Así lo aseveró el profesor José Alberto Olivar, representante profesoral ante el Consejo Directivo de la Universidad Simón Bolívar, con relación a la maniobra que está detrás de la convocatoria irregular a elecciones en las principales universidades nacionales.

lapatilla.com

“Hablan de la ampliación de los derechos políticos de estudiantes, obreros y empleados administrativos, pero guardan silencio criminal ante el descalabro del poder adquisitivo delos gremios que dicen defender. Desestiman que en este momento los trabajadores universitarios más que seguirle el juego a sus comparsas electoralistas, lo que más desean es resolver a como dé lugar la angustia de garantizar el alimento para sus familias”.

“Su único interés es ponerle la mano y destruir los últimos bastiones que le ha hecho frente al proyecto totalitario que representa el chavezalato-madurista atrincherado en el poder político. Insisten en seguir pervirtiendo el ejercicio del sufragio para convertirlo en eficaz mecanismo de subordinación y despojo”.

“Nosotros defendemos la celebración de elecciones pero dentro de los términos de una verdadera autonomía universitaria, tal como lo estipula la letra suprema de la Constitución de 1999. Pero más allá del hecho político, es urgente atender el drama de una Universidad que se está quedando cada vez más vacía, ante el incremento de la diáspora de sus componentes más valiosos, sus estudiantes, obreros, empleados y profesores que necesitan resolver ya su problema de subsistencia”, finalizó el profesor Olivar.

Con información de nota de prensa