La educación privada en Venezuela es insostenible para maestros y representantes

Colegio privado

 

Ante los últimos acontecimientos que sumergen al país en una profunda crisis política, económica y social, la cual sigue en deterioro distintos sectores como el caso de la educación; ya sea pública o privada.

Por 2001.com.ve

La educación privada contantemente discuten el costo de la matrícula en los colegios. El director de la Cámara Venezolana de la Educación Privada (Cavep), Pedro Castro indicó que no están exigiendo divisas para cancelar las matrículas de estudio.

El precio por la mensualidad es presentado a los padre en bolívares una vez ellos lo aprueban, los envían al Ministerio de Educación para que sea supervisado. “Toda esa información es en bolívares”.

Los rumores de cobro en moneda extranjera surgen debido a que algunos representantes han propuesto pagar en dólares. “La realidad es que todo está dolarizado y los colegios privados intentan sobrevivir como cualquier empresa”.

Con respecto a la lista de materiales solicitados por la entidad educativa, Miguel Soto, trabajador en una feria escolar dijo que “las ventas han sido regulares, en un día hay varias personas todavía buscando materiales pendientes de su lista de útiles, así como hay días en los que no viene nadie”.

En la actualidad los venezolanos solo esperan la quincena para poder comprar lo que les hace falta, que en la mayoría de los casos su salario no cubre lo que necesitan. “Está claro que la gente espera poder cobrar la quincena para adquirir lo que les hace falta”, indicó Soto.

Por lo general quienes las solicitan casi de manera obligatoria los materiales escolares son los colegios privados, en el caso de la educación pública sólo solicitan materiales de forma sencilla.

Viviana Castillo, representante de un niño pequeño que va al preescolar, compró una lonchera y detalló que “la lista fácilmente sobrepasa el costo de los 2 millones de bolívares y todo me lo piden de manera obligatoria, pues es un colegio privado”.

Sumando los gastos de la mencionada lista, también se encuentra el uniforme, el cual varía dependiendo del colegio, en el caso del hijo de Castillo “es timbrado por ellos y tiene un costo de 200 mil bolívares solamente el mono por ejemplo”.

Castillo comenta que puede cubrir estos gastos, puesto que cuenta con familiares que le envían dinero desde el extranjero, “de otra manera es casi imposible”.

Por su parte la educación pública no ofrecerá la calidad pedagógica que se requiere, según el coordinador general de la Federación Nacional de Sociedades de Padres y Representantes (Fenasopadres), Yohorman Pantoja, quien rechazó la formación de los jóvenes que por medio de “Chamba Juvenil” van a dar clases.