Venezolanos en Madrid rechazan estafa de Isea con su foro sobre la educación chavista (Comunicado)

 

El chavista Mario Iesa, usurpador en la Embajada española, pretende el 13 de septiembre, mostrar las “maravillas” del sistema educativo implementado en Venezuela por el régimen.

lapatilla.com

Dicha demostración se llevará a cabo en el Ateneo de Madrid, la cual ha sido rechazada y desaprobada por representantes de asociaciones, ONG, partidos y organizaciones políticas venezolanas establecidos en España.

A continuación el comunicado:

Nosotros, los aquí firmantes, representantes de asociaciones, ONG, partidos y organizaciones políticas venezolanas establecidos en España; rechazamos contundentemente las pretensiones de quien usurpa la Embajada de Venezuela en este país, Mario Isea, de mostrar un foro en el Ateneo de Madrid este viernes, 13 de septiembre, para mostrar las supuestas maravillas del sistema educativo criollo, pues lo único que va a hacer es mentir con descaro y encubrir el delito más grave cometido por el chavismo en nuestro país: La destrucción del sistema educativo venezolano y la condena a la miseria de toda una generación.

Hoy en Venezuela hay más de seis millones de niños y jóvenes fuera del sistema escolar. Más de 60% de la matrícula deja de asistir a clases por hambre, porque el Programa de Alimentación Escolar (PAE) tiene más de cuatro años sin funcionar y las madres prefieren que sus hijos duerman hasta el mediodía para darles una sola comida al día.

Hoy en Venezuela 90% de la estructura escolar está en ruinas. Las escuelas no cuentan con el mobiliario mínimo para que los niños reciban sus clases en un ambiente propicio, mucho menos cuentan con acceso a herramientas tecnológicas (ordenadores, internet) ni material de laboratorio.

El sistema venezolano presenta actualmente un déficit de 400.000 maestros, siendo la causa principal que los maestros son los profesionales peores pagados en el país con un salario miserable de dos (2) USD al mes. Además, los maestros venezolanos se enfrentan diariamente a las amenazas de las bandas juveniles que dominan los sectores populares del país, reciben amedrentamiento con pistola o granada en mano para que no den clases o coloquen la nota que el alumno desea.

No podemos permitir que el régimen usurpador mienta con descaro mientras el deterioro del sistema educativo venezolano se agudiza, nuestros niños se desmayan en las filas para entrar a clases por falta de comida y los maestros son víctimas de la violencia que el régimen sembró. Un gobierno que destruye el sistema educativo es un gobierno que desprecia a su gente, es un gobierno que condena a la miseria a sus ciudadanos.

 

Nota de prensa