Federación de Maestros de Bolívar: En condiciones deplorables iniciará el nuevo año escolar

Lina Maradei, presidenta de la Federación de Maestros del estado Bolívar / foto Prensa

 

La presidenta de la Federación Venezolana de Maestros en el estado Bolívar (FVM Bolívar), Doctora Lina Maradei de Beltrán, afirmó que el nuevo año escolar 2019-2020 iniciará con planteles en condiciones precarias y, con maestros y alumnos en pobreza extrema en medio de una crisis que coloca en emergencia la educación venezolana.

“Los maestros venezolanos no tienen calidad de vida”, aseguró la dirigente del magisterio, quien señaló que el salario que devengan los educadores es de hambre y miseria. “¿Cómo podría un maestro venezolano poder comprar en estos momentos un par de zapatos, o cumplir con las necesidades de sus hijos, y adquirir la canasta básica alimentaria teniendo un salario que está por debajo de los 8 dólares mensuales?”, advirtió Maradei.

Acotó que la situación de los maestros cada día es más precaria, y agregó que “cuando se otorga un bono de la patria que supera el salario de un maestro se demuestra que en “socialismo” no vale la pena ser profesional ni trabajar por el desarrollo de la nación. Cómo puede haber democracia en un país donde hay hambre y, hablar de desarrollo con una pobreza que sigue destruyendo a toda una población”, afirmó.

Para la FVM Bolívar cerca del 80% de los maestros trata de sobrevivir en medio de una situación crítica de pobreza, y ante una economía como la venezolana que cada día está más dolarizada.

Maradei dijo que no están dadas las condiciones mínimas para iniciar el nuevo año escolar, cuando a menos de una semana de iniciar clases se tienen planteles educativos, cuya planta física están destruidas, sin agua, sin electricidad, enmontados, a merced del hampa, y con maestros desmotivados percibiendo precarios salarios.

Para la FVM es preocupante que se pueda acrecentar la deserción escolar para el año escolar próximo. “Nos preocupa el estado emocional de padres y representantes ante el hecho que no puedan enviar a sus hijos a las escuelas, porque sencillamente no tenga como alimentarlos, o como comprarle sus útiles escolares, o como pagar algo tan simple como un pasaje de autobús para llevarlos al colegio”, añadió.

Nota de Prensa