La suspendieron de un balcón tras una orgía condimentada con golpes, brandy y cocaína

Los acusados fueron capturados en el circuito cerrado de televisión mientras huían de la escena antes de que los agentes entraran al bloque de apartamentos.

 

Unos matones que suspendieron a una mujer de 30 años de un balcón de 60 pies de altura, después de una sesión de sexo grupal alimentada con brandy y cocaína, fueron encarcelados por un total de 12 años en Manchester.

Por Daily Mail

Traducción al castellano por lapatilla.com

Declan O’Neill y Ewan Gaylard dejaron a la víctima “irreconocible” después de que repentinamente la atacaron momentos después de tener un trío sexual.

La víctima fue cortada en la mejilla con un pedazo de espejo roto, arrastrada por el pelo y golpeada repetidamente en la cara hasta que su nariz se partió.

El detective Pete Morley de la policía de Manchester dijo que “por un momento ella salió al balcón con la intención de gritar pidiendo ayuda. Los acusados ??la siguieron y le dijeron que la matarían”.

El oficial detalló que le levantaron las piernas como para lanzarla por el balcón. “Estaban a mitad del edificio y habría sido una caída a 60 pies del suelo. La mujer se agarró a la barandilla cuando le advirtieron que la desfigurarían con ácido”

Sin embargo, por increíble que parezca, la víctima alcanzó a huir de la propiedad sin su ropa y con la sangre brotando de su rostro. Recibió 13 puntos de sutura y tendrá una cicatriz permanente en la mejilla.

La policía investigó el ataque que ocurrió el 19 de febrero en Oldham, Greater Manchester.

 

Descubrieron que tanto O’Neill, de 22 años, como Gaylard, de 28, habían estado esnifando grandes cantidades de cocaína en el período previo a la golpiza.

O’Neill había estado celebrando su liberación de la prisión con Gaylard después de cumplir una condena por robo cuando la pareja se encontró con la víctima afuera de una tienda en el centro de la ciudad.

Según los informes, la chica no tenía hogar y dependía del alcohol después de sufrir una serie de tragedias personales.