En agosto el precio del petróleo venezolano se hundió 20,5%. Y Rosneft “hizo su agosto”

El precios del crudo marcador de la cesta petrolera venezolana, el Merey de 16° API de desplomó 20,5% en agosto, mientras que el precio de los crudos marcadores del resto de los países Opep bajó 7.8%  | Foto EFE/ Miguel Gutiérrez

 

El crudo marcador de la cesta petrolera venezolana, el Merey de 16° API, cayó de un precio promedio de 61,84 dólares por barril en julio a 49,17 dólares por barril en agosto, un desplome del 20,5%.

Por DMB | lapatilla.com

Contrasta la caída del precio del Merey, con la del resto de los crudos marcadores del resto de los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que en promedio cayeron 7,8%.

La caída del precio del Merey fue 2,63 veces mayor que el resto de la Opep.

 

 

¿A dónde fue ese crudo?

En Agosto, Venezuela exportó 615 mil bpd, según TankerTracker. Una disminución de 88 mil bpd con respecto al mes anterior. En Agosto, China (410 mil bpd) y España (65 mil bpd) fueron los grandes receptores del crudo venezolano), e India por primera vez no importo crudo desde Venezuela.

Pdvsa y sus socios de las empresas mixtas han degradado las operaciones de los mejoradores (refinerías compactas) del crudo extrapesado de la Faja Petrolífera del Orinoco (FPO) a instalaciones de dilución y mezcla para producir la segregación Marey. Lo justifican con que con las sanciones a Pdvsa, los crudos sintéticos producidos en los mejoradores, como el Special Hamaca Blend y el Zuata Sweet, que eran destinados a refinerías en los EE. UU. antes de que se impusieran sanciones en enero, ahora no encuentran mercado. Y que por el contrario, las refinerías de baja capacidad de conversión (tea pots o teteras) en China muestran mucho apetito por el crudo Merey.

Pdvsa opera cuatro mejoradores en la Faja del Orinoco: Petropiar (con Chevron) con capacidad de 190.000 b/d; Petromonagas (con Rosneft) con capacidad de 120.000 b/d; Petrocedeño (con Total y Equinor) con capacidad de 202.000 b/d; y el 100% propiedad de Pdvsa, Petro San Féliz, fuera de servicio, con capacidad de 120.000 b/d.

Según el informe interno de Pdvsa de agosto, vistos por S&P Global Platts, Petropiar está operando al 58% de su capacidad, Petromonagas al 50% y Petrocedeño al 46%., debido a la menor disponibilidad de crudo ligero y nafta como diluyentes.

Por otro lado, la China National Petroleum Corp (CNPC), uno de los principales compradores de petróleo venezolano, no compró crudo venezolano agosto, el segundo mes consecutivo. “CNPC a nivel de grupo ha dejado en claro que no se debe cargar petróleo venezolano”, dijo una fuente con conocimiento directo de la posición de CNPC el lunes, sin dar un cronograma sobre cuánto duraría la suspensión, reseñó Reuters

Y Rosneft hizo su agosto en Venezuela

Pero el petróleo venezolano aún llega a China por otros medios, ya no de la mano de Pdvsa sino de Rosnet.

La mayor petrolera estatal rusa Rosneft se ha convertido en el principal comerciante de crudo venezolano y proveedor de combustibles y diluyentes para el país.

Fuentes del sector y datos de Eikon de Refinitiv muestran que Rosneft se convirtió en el mayor comprador de petróleo venezolano en julio y  en agosto. La compañía adquirió un 40% de los envíos de la estatal venezolana Pdvsa en julio y un 66% de agosto.

Rosneft solía revender volúmenes que compraba a Pdvsa a comercializadoras y estaba menos involucrada en la comercialización. Ahora ha comenzado a proveer a algunos clientes de Pdvsa -refinerías de China e India- mientras que las grandes comercializadoras como Trafigura y Vitol se han distanciado porque temen violar las sanciones de Estados Unidos.

Esta semana, el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams afirmó que “es evidente que Rosneft obtiene mucho dinero del comercio con Venezuela, (los rusos) compran cada vez más petróleo a Venezuela con descuentos considerables y a cambio, les venden productos derivados del petróleo”

Pdvsa, ahora en manos de militares inexpertos, tiene pocas opciones para continuar maniobrando. Y eso lo han entendido los rusos de Rosneft, que proveen diluyentes y combustibles con sobreprecios y obtienen el crudo Merey con descuentos escandalosos. Todo en nombre de la “hermandad” estratégica.

Además logró que el régimen de Maduro le redujera sustancialmente la deuda pendiente. Según Rosneft, para fines de año pasado la compañía estatal venezolana Pdvsa tenía una deuda de 2.300 millones de dólares, frente a 3.100 millones en septiembre de 2018 y 4.600 millones a fines de 2017.

Al finalizar el primer trimestre, Rosneft anunció que la deuda venezolana se había reducido a 1.800 millones de dólares.

Rosneft participa en Venezuela en los proyectos Petromonagas (controla un 40 %), Petromiranda (32 %), Petroperijá (40 %), Boquerón (26,67 %) y Petrovictoria (40 %).

Además, posee el 100 % del proyecto gasístico de exploración de los yacimientos de la plataforma continental venezolana Mejillones y Patao con derecho a exportar, el 100 % de la empresa de servicios petroleros Precision Drilling y el 51 % de la empresa Perforosven