Luis Velásquez Alvaray: Las costuras del miedo

Así precisa un grupo de expertos la más reciente, trasnochada y desesperada operación de contra información gestada por la torrecilla del narco régimen de Nicolás Maduro y su muleta de inteligencia apelada “G2 cubano”, quienes haciendo gala del inmenso miedo que les embarga en este camino que los conduce indefectiblemente a sucumbir, ahora pretenden hacer ver que el Presidente Juan Guido mantiene lazos estrechos con elementos pertenecientes a grupos irregulares que operan en la frontera con Colombia.

Fue el propio régimen criminal quien creo las condiciones de laboratorio, para que propios y extraños se vean obligados a pasar por esas trochas controladas por grupos subversivos, y a quienes no se les escapa nadie por esos espacios de territorio que complacientemente entregó el narco régimen, en complicidad necesaria con la tristemente célebre cúpula militar venezolana.

No conformes con esto pretendieron abrirle otra carpa al circo rojo, apresurando una investigación fantasma, para imputar por la presunta comisión de delitos fabricados por su mendacidad contra Juan Guaido, – que solo dejan al descubierto algo conocido como “Efecto Espejo”-, es decir, automáticamente se autoacusan, pues impulsar relaciones con elementos pertenecientes a grupos subversivos, están definitivamente entendidas ante la justicia interna y externa como delito grave y hasta de traición a la patria, por la connotación y el contexto que utilizó el régimen para ceder ese territorio a los grupos criminales.

¿O es que acaso no es el propio Nicolás Maduro y sus cómplices, quien en hechos públicos, notorios y comunicacionales, han invitado abiertamente a los líderes de las FARC, ELN y un sinfín de grupos terroristas a hacer vida en el país?.

Es el miedo no controlado el que hace al régimen incurrir en este tipo de traspiés en los que pretenden atribuir a otros los delitos cometidos por ellos. Miedo al saber que cada vez le queda menos tiempo al lúgubre secuestro que pesa sobre nuestro país por parte de esta mega organización criminal.

Queda claro para el país y para el mundo que este “autogol”, deja ver con mucha claridad las costuras del miedo que hoy por hoy tienen hasta la médula y que los llevará a sucumbir ante la ley y el bien nacional e internacional.

Descubierta y comprobada como está, la complicidad del régimen con el terrorismo mundial, tal como lo ha planteado el Expresidente colombiano Álvaro Uribe, es urgente la búsqueda y captura de los cabecillas de estas bandas de malhechores. Tienen miedo porque saben que el camino de unificar el mundo democrático esta adelantado y que llegaran las fuerzas militares internacionales a sacarlos de sus guaridas para salvar millones de vidas, hoy expuestas en los caminos del mal a los caprichos de esta horda de facinerosos.