José Alberto Olivar: La USB fue objeto de una salvajada judicial

Foto Prensa

 

Tal como lo advirtiera ayer el profesor José Alberto Olivar, representante profesoral ante el Consejo Directivo de la Universidad Simón Bolívar, el régimen y sus cómplices dentro de la casa de estudios ubicada en Sartenejas, activaron todas las vías para finalmente impedir la realización de una actividad didáctica bajo la modalidad de cine foro sobre el documental “El chavismo: la peste del siglo XXI” producida por Gustavo Tovar.

En efecto ayer martes 8 de octubre al final de la tarde Tribunal Trigésimo Sexto de Primera Instancia Estadal en lo penal en función de control del circuito judicial penal de la circunscripción judicial del Área Metropolitana de Caracas, a cargo de la jueza Norelys León Zaa, dictó una medida cautelar innominada relativa a la prohibición de promocionar y difundir el referido material audiovisual, por la presunta comisión del delito de promoción o incitación al odio, según el cuestionado instrumento legal aprobado por la Asamblea Nacional Constituyente.

A juicio del profesor Olivar, la acción nos es más que un “episodio de la salvajada judicial que se emplea de forma reiterada contra todo aquel que disienta y pretenda ejercer los derechos de por sí abolidos por el régimen atrincherado en Miraflores. No sorprende esta acción, pues recién en julio pasado, el TSJ violó el ordenamiento constitucional y legal vigente para imponer unas espurias elecciones a las Universidades Nacionales”.

“Pero la arremetida no se ha quedado allí, ahora nos advierten lo que se nos viene luego que terminen de tomar por asalto a las Universidades el venidero año, cuando procedan a eliminar de un plumazo la libertad de cátedra que representa un símbolo del quehacer académico y de la generación de conocimiento libre y plural”.

“El revuelo causado por una actividad netamente académica dirigida a los estudiantes y público en general para reflexionar sobre nuestro pasado reciente y las perspectivas de futuro, es una campanada de alerta y al propio tiempo signo revelador del grado de complicidad que el régimen dispone dentro de las Universidades”.

“En otras circunstancias, lo ideal hubiese sido que prevaleciera la sindéresis, la mesura y el sano debate de ideas en el marco de esa y de cualquier otra actividad académica, pero prefirieron mostrar el hacha brutal que va en contra de los verdaderos valores universitarios”, finalizó el profesor Olivar.

Nota de Prensa