Por qué Venezuela corre el riesgo de ser una paria digital si Nicolás Maduro sigue en el poder

Nicolás Maduro, llega a una reunión del Foro de Sao Paulo en Caracas, Venezuela, 28 de julio de 2019. REUTERS / Manaure Quintero

 

Luego de que el gobierno de Donald Trump intensificara las sanciones económicas al régimen liderado por Nicolás Maduro, a principios de agosto, varias empresas multinacionales están revisando su cartera de clientes para dejar de prestar servicios a venezolanos. No solo son las corporaciones petroleras o de servicios financieros son las que están refrescando sus estrategias comerciales. Las restricciones llegaron a compañías que basan sus operaciones en el negocio digital.

Por Elizabeth Ostos / infobae.com

Son los casos de la alemana SAP, dedicada a diseños de productos informáticos de gestión empresarial; la estadounidense Adobe, cuyo trabajo se basa en el desarrollo de software, y la británica TransferWise, que estructura plataformas digitales de envío de dinero entre varias naciones.

En el caso de SAP, el corte del servicio comenzó desde fines de 2018 y las empresas nacionales que manejaban su gestión de facturación o de manejo de recursos humanos tuvieron que buscar a otro proveedor.

En algunos casos, SAP delegó a empresas locales el trabajo para que éste sea culminado o desarrollado sin su tutela. Son contratos muy grandes que deben atenderse pero que ya no resultan atractivos para la corporación alemana, pues no quiere entrar en conflicto con Estados Unidos, al trabajar con una nación sancionada como Venezuela. Este es un ejemplo de sobrecumplimiento de las entidades que toman sus previsiones sin que su área de negocio esté claramente incluida en los ítems de las sanciones americanas”.

Alcides León, especialista en tecnología (Foto: Suministrada)
Alcides León, especialista en tecnología (Foto: Suministrada)

 

Así lo explicó a Infobae Alcides León, ingeniero en computación, quien señala que Adobe ya no trabajará en Venezuela desde el 28 de octubre. “La empresa comenzó a enviar emails a sus clientes en Venezuela en donde anuncia que no renovará licencias de productos básicos que se relaciona con artes gráficas, intervención de videos e imágenes: Photoshp, Adobe Ilustrator, etc. Esta restricción afectará a medios de comunicación, agencias de publicidad, canales de televisión, empresas que trabajen con diseño gráfico que son usuarios frecuentes de esos servicios”.

En el caso de TransferWise, no trabajará más con Venezuela desde el 21 de octubre.

Infobae obtuvo una copia del mensaje de Adobe, el cual fue muy claro y preciso: su gerencia no quiere violentar las sanciones por lo cual anticiparon acciones.

“Con el fin de adaptarnos a este cambio, te ofrecemos un aviso previo y un período de gracias hasta el 28 de octubre de 2019 para que puedas descargar todo el contenido que hayas almacenado en tu cuenta de Adobe. Después del 28 de octubre de 2019, ya no tendrás acceso a tu cuenta, a adobe.com o al software y los servicios de Adobe”.

Copia del email de Adobe en donde suspende servicios
Copia del email de Adobe en donde suspende servicios

 

De hecho, se cita la orden ejecutiva del 5 de agosto de 2019, la número 13884 en donde Trump prohíbe transacciones de compañías estadounidenses, e incluso de individualidades americanas, con Venezuela. Adobe no reembolsará dinero a los clientes que compraron algún paquete de servicios con antelación. Tampoco habrá servicios básicos gratuitos o mantenimiento de lo ya comprado. La compañía estadounidense no garantiza cuándo regresará.

“Continuaremos monitoreando de cerca los desarrollos y haremos todo lo posible para restaurar los servicios a Venezuela tan pronto como sea legalmente permitido hacerlo”, dice el mensaje.

Por su parte, TransferWise recomendó a sus clientes que retiren su dinero de sus cuentas lo antes posible. En una comunicación enviada a sus clientes venezolanos expresa que “se ha hecho insostenible brindar el apoyo adecuado. Si esto cambia, avisaremos”, señala una comunicación de la compañía británica enviada a un cliente de Caracas.

 

Copia del email de la empresa británica Transferwise
Copia del email de la empresa británica Transferwise
Otros servicios en riesgo

Alcides León señala que la decisión de las empresas relacionadas con tecnología e Internet puede ser replicada por otras que manejan servicios como el de cuentas de correo electrónico como Gmail o Microsoft o incluso un medio muy popular de pago en Venezuela como es el de Pay Pal u otro muy solicitado como el Amazon web services.

Sería un golpe muy duro para los profesionales freelancers de este país que prestan sus servicios a clientes internacionales si Pay Pal se suma a la suspensión. Si las demás empresas hacen lo mismo, se le estaría cerrando el acceso a la nube a Venezuela, no solo a su gobierno sancionado”, explicó el también editor del portal www.itcandino.com.

Considera que Venezuela enfrentaría la no renovación de licencias de antivirus o de paquetes de office: “El acceso al mundo digital estaría vetado si prospera la tesis de que hay que castigar a todos los venezolanos por un largo tiempo porque no se avizora un levantamiento de las sanciones al gobierno de Maduro, mientras siga en el poder esta situación no cesará”.

Señala que migrar al software libre como el servicio Linux puede ser una opción, “pero no es la mejor ya que para manejar ese sistema hay que tener conocimientos de ese software, son detalles que no todos conocen. La migración de cuentas de correo no pueden ser a la fuerza”.

Para las empresas, las compañías venezolanas deben activar planes de contingencia para enfrentar la suspensión de servicios que involucren trabajos en la nube.

“Los departamentos legales y de tecnología tienen que estar muy atentos a cómo reducir el impacto de la cesación de servicios de estas u otras corporaciones. Es recomendable que se actualicen todas las versiones de Adobe, antivirus y de Office, hacer respaldo de información o backup, para proteger la información de la empresa. Todo esto a un costo muy alto en un país que atraviesa una crisis económica muy severa”, finaliza León.