Borrell llega a Colombia con el ojo puesto en la crisis migratoria de Venezuela (Fotos)

Foto EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

 

El ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, inicia este viernes una visita de dos días a Colombia en la que dedicará especial atención a la situación migratoria en la frontera con Venezuela donde estará el próximo sábado.

Borrell llegó a Bogotá este jueves procedente de La Habana donde concretó el primer viaje oficial de los Reyes de España a Cuba, que tendrá lugar en noviembre próximo para la celebración de los 500 años de la fundación de la capital de la isla.

En el aeropuerto El Dorado, el canciller fue recibido por el viceministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Francisco Echeverri, y por el embajador de España, Pablo Gómez de Olea.

La visita del ministro español a Colombia se produce en un momento de excelentes relaciones entre los dos países y a dos semanas de que Borrell asuma como alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, en sustitución de Federica Mogherini.

Su agenda está dividida en dos partes, la primera de las cuales se desarrollará mañana en Bogotá, mientras que la segunda tendrá lugar el sábado en Cúcuta, donde están los principales pasos fronterizos de Colombia con Venezuela.

En Bogotá, Borrell se reunirá con el presidente colombiano Iván Duque, y con la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez -con quien previsiblemente tratará el tema del galeón San José-, y será agasajado con una cena ofrecida en el Palacio de San Carlos por el canciller, Carlos Holmes Trujillo.

“Las relaciones son muy buenas. La idea es ver cuál es el espacio para profundizarlas y cuáles son las acciones que podemos tomar”, manifestó a Efe una fuente diplomática española.

Según dijo, en este viaje, “lo primero es constatar el buen estado de la relación entre los dos países y, en segundo lugar, dar continuidad a las conversaciones que ya tuvieron los dos presidentes en el mes de agosto del año pasado”.

A finales de agosto de 2018 el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, estuvo en Bogotá donde expresó a Duque el apoyo de su país ante un eventual diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y ante el reto que supone la llegada de decenas de miles de inmigrantes venezolanos.

El ministro español también se reunirá con representantes de las instituciones del Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, creadas por el acuerdo de paz firmado con la guerrilla de las FARC en noviembre de 2016, así como con empresarios españoles.

España es el segundo inversor extranjero en Colombia, con 1.445 millones de dólares en 2018, cifra superada solo por Estados Unidos, y en el país están instaladas más de 600 empresas españolas principalmente de los sectores de infraestructuras, tecnologías de la información y la comunicación y servicios a empresas.

En cuanto al comercio, España es un importante socio de Colombia y país de procedencia del 7,6 % de las importaciones del país andino, según datos de la Oficina Económica y Comercial de la embajada española.

El año pasado las exportaciones españolas a Colombia alcanzaron los 972,5 millones de euros (unos 1.080 millones de dólares), mientras que las importaciones que hizo de la nación andina sumaron 939,2 millones de euros (unos 1.044 millones de dólares).

En el primer semestre de este año España exportó a Colombia bienes y servicios por 482,8 millones de euros (unos 537,1 millones de dólares) y le compró 253,6 millones de euros (unos 282,1 millones de dólares).

En cuanto a la visita a Cúcuta, el objetivo es “conocer de primera mano la realidad de la crisis migratoria con Venezuela”.

Para ello, Borrell, en compañía de su homólogo colombiano, visitará en la zona de frontera un puesto de salud y un comedor comunitario que atienden a venezolanos.

También verá el trabajo que hacen organizaciones humanitarias internacionales con los inmigrantes que atraviesan el Puente Simón Bolívar, el de mayor movimiento de personas entre los dos países, y dará una rueda de prensa conjunta con Trujillo.

El asunto de Venezuela reviste especial importancia en esta visita ya que permitirá a Borrell, como próximo alto representante de la UE para la Política Exterior, tener una visión directa del drama de los miles de venezolanos que a diario cruzan la frontera para conseguir alimentos y medicinas en Cúcuta o para seguir viaje a otros lugares de Colombia o a terceros países.

“Creo que es importante poner de relieve que es un fenómeno humano al que hay que prestar atención”, señaló el ministro en declaraciones a Efe en La Habana.

Según datos de junio pasado de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR), más de cuatro millones de venezolanos han abandonado su país por la crisis, de los cuales al menos 1,4 millones se han asentado en Colombia. EFE

 

Foto EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

 

Foto EFE/Mauricio Dueñas Castañeda

 

Foto EFE/Mauricio Dueñas Castañeda