Enrique Mendoza invitó a partidos políticos a un cara a cara para encontrar soluciones

Enrique Mendoza / Foto Prensa.

 

Enrique Mendoza, ex gobernador de Miranda y primer coordinador de la Primera Alianza Opositora, conocida como la Coordinadora Democrática, que tuvo la oposición venezolana, afirmo, que “si hay voluntad política y compromiso hacia el cambio en Venezuela, podemos lograr acelerar con una unidad real y autentica el cambio que el 82% de la población clama en este país”. Pero para eso es necesario que las fuerzas de la oposición se unan, y por ello les propongo:

A. Realizar una reunión con las cabezas de todos los partidos democráticos de la oposición venezolana, pero solo con sus representantes nacionales, sin enviar a segundas o terceras personas, esto debe ser un cara a cara entre todos los jefes de los partidos políticos.

B. Eliminar los falsos términos de grandes, pequeños o minoritarios o descalificar a los que acudieron a las elecciones del 20 de mayo 2018 o los que acudieron a las Mesas de la Cancillería.

C. Colocar para la primera reunión como moderador, a un representante de la Sociedad Civil con capacidad comprobada y suficiente para ser moderador.

D. En las primeras reuniones establecer la presencia de la Sociedad Civil a través de organizaciones o movimientos, siempre y cuando puedan demostrar su existencia a nivel nacional, y que esta sea demostrable.
E. Crear un mecanismo de participación de las personas o individualidades, que permanecen en el exilio y que están vinculados a la lucha por el cambio en Venezuela.

F. Tratar de establecer una agenda por consenso, dejando a un lado, los puntos donde no exista consenso, hasta lograrlo el consenso para incorporarlos en futuras agendas.

Yo creo, señalo Enrique Mendoza, que si estamos claros, que para salir de esta pesadilla o tragedia, la oposición debe unirse, porque nos necesitamos todos, si hay respeto de los unos para con los otros, lo podemos lograr y así podremos avanzar.

Estamos frente a un desastre, el régimen quiere una confrontación entre la oposición en función de unas elecciones el próximo año; y por otro lado la abstención, que perjudica es a la oposición, todo esto nos coloca al borde de un desastre que hay que enfrentar y solucionar, pero para ello, tenemos que ponernos de acuerdo quieran o no algunos por ahí.

NP.