Palacio de la Zarzuela confirma que la princesa Leonor y la Infanta Sofía hablan otro idioma… El árabe

Foto EFE

 

Los Reyes y sus hijas, la Heredera de la Corona y la Infanta Sofía, han participado en la mañana de este martes en los talleres organizados por la Fundación Princesa de Gerona en el Palacio de Congresos de Cataluña bajo el lema «el talento atrae el talento». En el transcurso de los actos, el Palacio de La Zarzuela ha confirmado que las dos hijas de los Reyes están estudiando árabe desde hace ya tiempo y que lo hablan. Por eso, la Princesa Leonor se dirigió ayer en este idioma para felicitar a una de las premiadas, María Jammal. El árabe ha sido el idioma elegido por los Reyes para ampliar la formación de sus hijas, que ya hablan español e inglés, además de las lenguas cooficiales del Estado: catalán, vasco y gallego.

Por Almudena Martínez-Fornés / Diario ABC

La formación de la Princesa y la Infanta en cuanto a idiomas se refiere ha centrado hoy las conversaciones en los pasillos del Palacio de Congresos. Y es que la Heredera de la Corona sorprendió ayer a todos con su impecable pronunciación del catalán, que habló por primera vez en público. Una pronunciación que, según fuentes conocedoras, solo se adquiere cuando se oye hablar catalán con frecuencia y desde hace tiempo. También la Infanta Sofía conoce estos idiomas.

Tras visitar varios talleres dirigidos a los jóvenes, la Familia Real ha participado en uno contra el cambio climático, en el que se animaba a pasar “de la protesta a la propuesta”. Divididos en grupos de tres, cuatro o cinco personas, el Rey y la Princesa formaron parte de uno que propuso la creación de un aula ecológica alimentada por la energía eléctrica producida por bicicletas, según explicó una de las integrantes del equipo. Don Felipe invitó a la Princesa a anunciar el eslogan que habían inventado, pero Leonor rehusó, entre risas, y finalmente fue el Rey el que lo anunció: “El eslogan es pedalea por la sostenibilidad”.

Después la Reina tomó el micrófono y presentó la propuesta de su equipo. «Nosotros somos Marta, Ruben, Mónica, Sofía y yo, Letizia, y teníamos que aterrizar una idea que tuviera que ver con la reducción de los plásticos». La Reina añadió que se habían inspirado en las fotos de las cajetillas de tabaco que advierten de los riesgos para la salud. «Hemos copiado esta idea», dijo. La propuesta consistía en añadir en la malla que envuelve las mandarinas la imagen de un cormorán muerto con los plásticos dentro. Tras la exposición de las dos propuestas, que debían competir con las de los demás participantes, el Rey comentó en broma: «Vamos a tener una disputa familiar».

Después de asistir a este taller, la Familia Real finalizó su visita a las actividades de la Fundación Princesa de Girona y tenía previsto emprender regreso a Madrid. Así terminaba la primera visita de la Heredera de la Corona a Cataluña. Una visita que se vio afectada por la protesta de los separatistas, aunque esta protesta fue mucho menor de lo que algunos preveían.