Consejo de DDHH de la ONU anunció los integrantes de la misión de investigación sobre Venezuela

Derechos
Los delegados participan en la sesión de apertura de un consejo de derechos humanos de las Naciones Unidas el 9 de septiembre de 2019 en Ginebra. (Foto por FABRICE COFFRINI / AFP)

 

 

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU anunció este lunes a los tres integrantes de la misión de investigación sobre Venezuela, aprobada en septiembre y que no cuenta con la colaboración del régimen chavista.

El titular del Consejo, el senegalés Coly Seck, informó que el grupo estará compuesto por la portuguesa Marta Valiñas, el chileno Francisco Cox y el irlanés Paul Seils.

Valiñas, quien presidirá la misión, es especialista en democracia y justicia transicional, con experiencia en el caso Yugoslavia; Cox, a su vez, fue experto de la Comisión Inter Americana de Derechos Humanos en el caso Ayotzinapa, en México; y Seils lidera el Programa de Conflicto, Justicia y Reconciliación, del Instituto Europeo de Paz.

A finales de septiembre el CDH decidió -mediante una resolución- crear “una misión internacional independiente” encargada de investigar las violaciones de los derechos humanos en Venezuela, una medida rechazada por el régimen chavista. La resolución, propuesta fundamentalmente por miembros del Grupo de Lima (compuesto por una docena de países latinoamericanos y Canadá) y apoyada por la Unión Europea, fue adoptada por el Consejo en Ginebra por 19 votos a favor, siete en contra y 21 abstenciones. Entre los votos en contra están los de Cuba, mientras que Uruguay y México se abstuvieron.

El objetivo será investigar “casos de ejecuciones extrajudiciales, desaparición forzosa, detención arbitraria, tortura (…) y tratos crueles, inhumanos y degradantes, ocurridos desde 2014, con miras a asegurar la plena rendición de cuentas de los autores y justicia para las víctimas”, reza el texto aprobado.

Tras conocer el resultado de la votación, el embajador chavista ante el Consejo, Jorge Valero, advirtió de que su país no cooperará con esta misión. Si Venezuela no autoriza su presencia, los investigadores de la ONU podrían trabajar desde el extranjero, como ocurre con los expertos de Naciones Unidas que investigan los abusos en Siria o Birmania. En ese caso, los investigadores se basan sobre todo en testimonios de refugiados.

La misión tendrá que enviar un informe sobre los resultados de sus trabajos durante la 45ª sesión del Consejo, en septiembre de 2020.

En julio, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunció que en el último año y medio en Venezuela se produjeron cerca de 7.000 ejecuciones extrajudiciales y que la gran mayoría de esas muertes fueron responsabilidad de las fuerzas de seguridad, que responden a Nicolás Maduro.

Con información de Infobae y AFP