Canciller de Colombia afirma que el Tiar busca proteger la democracia regional del régimen de Maduro

Foto: Cortesía (NDP).

 

Los países del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) iniciaron este martes en Bogotá una reunión con el objetivo de proteger la democracia de la región del “régimen ilegítimo” de Nicolás Maduro.

“Tenemos la oportunidad de continuar avanzando en nuestro esfuerzo de hacer frente a una situación que claramente plantea una amenaza a la estabilidad de la región, nuestro objetivo no es otro que el de proteger nuestra democracia”, afirmó la canciller colombiana, Claudia Blum.

La funcionaria se refirió así en la apertura de la Trigésima Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores, en donde dijo que los países deben “hacer valer los principios y valores interamericanos” construidos y “evitar que el continente sea amenazado y su seguridad sea puesta en riesgo”.

En la reunión participan cancilleres y representantes de 16 países, así como del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, que evalúan la aplicación de medidas judiciales, jurídicas y policiales contra personas cercanas a Maduro.

Blum afirmó además que la Administración de Maduro convive con el crimen trasnacional y con organizaciones terroristas, lo que consideró hechos de “enorme complejidad” para la región y una “clara violación” a la Resolución 1373 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, aprobada tras los ataques del 11 de septiembre de 2001.

La invocación del TIAR en la crisis venezolana comenzó en septiembre pasado durante la Asamblea General de la ONU, cuando varias naciones se comprometieron mediante una resolución a identificar y sancionar a personas y entidades asociadas con Maduro y que estén vinculadas con actividades ilícitas, corrupción o violaciones de derechos humanos.

Para aprobar cualquier medida, es necesario el voto a favor de al menos 13 de los 19 países del TIAR, una especie de OTAN americana que han recuperado los países de la región después de décadas prácticamente en el olvido con el fin de presionar al Ejecutivo de Maduro.

Aunque el TIAR contempla el “empleo de la fuerza armada”, esa vía ni siquiera está sobre la mesa, ya que los países del Grupo de Lima la han descartado y apuestan por medidas económicas y diplomáticas.

Ante este panorama, la canciller colombiana señaló: “En esta segunda sesión invitó a que en seguimiento de la resolución aprobada profundicemos nuestra cooperación a través de la toma de decisiones efectivas, en cumplimiento del mandato que hemos recibido”. EFE