Olga Hidalgo de Curiel: Recordando los pasos de Graziano Gasparini en Falcón

En el día final de GRAZIANO GASPARINI entre nosotros (Venecia-Caracas). El Ateneo de Coro reitera el reconocimiento a su obra de Arquitecto, de experto en restauración y conservación de monumentos históricos y artísticos, de historiador de Artes visuales y maestro de la fotografía, que en buena parte de su vida estuviera dedicada a la región coriana.

Profesante de severos conceptos estéticos y técnicos, en la ciudad de Coro aplicó visualizaciones polémicas que en su momento suscitaron éstas, todo dentro de una interacción signada por la pluralidad y el juego propio de las libertades creativas; su presencia adquirió sentido respetable en el contexto de nuestra cultura. Así lo percibimos por mérito y Justicia.

La restauración de la emblemática Catedral hace más de medio siglo, el tratamiento urbanístico de conservación y funcionamiento de la Zona Colonial de Coro y otras actuaciones entre la que destacan la valoración y rescate de la casa tradicional de hato en la península de Paraguaná de la cual levantara amplia memoria gráfica y bibliográfica, testifican el quehacer de Graziano Gasparini en los desvelos de nuestra cultura.

El Ateneo de Coro apreció con objetividad fehaciente los productos de su laboriosidad conceptual y creativa, aún frente a contrastados criterios; hoy asocia su nombre, con serenidad igual, a la realidad de un desempeño intelectual y artístico entre los referentes históricos de Coro Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Rasgos insoslayables pronuncian nuestro adiós.