Acreedores subastaron petróleo de Pdvsa en Curazao para cobrarse deudas

 

Acreedores llevaron a cabo una inusual subasta de crudo venezolano ordenada por un tribunal en Curazao, donde la compañía petrolera nacional de Venezuela, Pdvsa, generalmente logra resolver los reclamos relacionados con la deuda de sus activos.

Por DMB | lapatilla.com

En este caso, no se pudo llegar a un acuerdo con los acreedores, y la subasta se llevó a cabo el 11 de diciembre en el bufete de abogados  Ox and Wolf en Willemstad

El caso fue iniciado por cuatro compañías navieras de Curazao, y luego se unieron compañías griegas y británicas, dijo a Argus un abogado de los demandantes .

El crudo se vendió por 12 millones de florines antillanos neerlandeses (USD 6,7 millones), lo que equivale a un valor de 33 USD por barril, muy por debajo del precio de mercado. El petróleo subastado incluye 199.882 barriles de crudo venezolano Santa Barbara 42° API y 3.420 barriles del crudo Tia Juan Heavy 11,2° API , según el aviso legal de la subasta.

El crudo se almacena actualmente en la terminal de Bullen Bay, después de que un tribunal local ordenó su descarga del Aframax Icaro , con bandera de Panamá , uno de los petroleros que recientemente se agregó a una creciente lista de sanciones de Estados Unidos dirigida al gobierno venezolano. El comprador crudo no pudo ser confirmado por Argus.

Se suponía que la subasta tuvo lugar a las 11 a.m. hora local (10 a.m. ET) el 11 de diciembre, pero el proceso se pospuso hasta las 4 p.m. cuando otro acreedor intentó sin éxito intervenir con un reclamo por separado reseña Argus.

En los últimos años, el petróleo y los buques petroleros de Pdvsa han estado sujetos a frecuentes incautaciones relacionadas con deudas en el Caribe holandés, donde el umbral legal para gravámenes es más bajo que en otras jurisdicciones. Pero la compañía a menudo ha resuelto los casos. El propio Icaro ha sido el objetivo en al menos una ocasión anterior .

La refinería Isla, filial de Pdvsa en Curazao declinó hacer comentarios sobre la subasta.

El golpe legal a Pdvsa coincide con el caos económico en la isla, donde la compañía venezolana actualmente está negociando un acuerdo de corto plazo con el gobierno local para continuar operando la refinería Isla de 335.000 b / d de capacidad y la terminal de Bullen Bay que ha alquilado durante décadas. El arrendamiento operativo actual de Pdvsa para los activos vence a fines de diciembre, dejando los empleos locales en el limbo a menos que se llegue a un nuevo acuerdo. “Pdvsa está de espaldas a la pared”, dijo a Argus un funcionario de Curazao .

El caos se suma al cierre de esta semana del GiroBank de Curazao, donde Pdvsa tiene sus depósitos. El colapso bancario, que se atribuye a años de mala gestión, ha sembrado el pánico en la isla, además de las preocupaciones por el posible cierre de la refinería.

Curazao ha estado luchando para romper los lazos económicos con Pdvsa, que siempre ha contado con la terminal Bullen Bay de aguas profundas para facilitar las exportaciones. Las instalaciones de la isla son parte de la red logística más amplia de la compañía en el Caribe holandés que ahora está en gran parte inactiva debido a los problemas financieros sustanciales de Pdvsa, que atribuye a las sanciones de Estados Unidos.

Curazao está temporalmente exento de las sanciones de los Estados Unidos para continuar trabajando con Pdvsa hasta que otro operador de la refinería esté en línea. Las conversaciones del gobierno curazoleño con el refinador y comerciante alemán Klesch hasta ahora no han logrado un acuerdo.

La política exterior de Curazao está controlada por los Países Bajos, un miembro de la UE que no reconoce al presidente venezolano Nicolás Maduro.