Gobierno boliviano lanza advertencia contra extranjeros terroristas y subversivos

Foto: Cortesía

 

 

El gobierno boliviano está preparado para luchar contra grupos extranjeros que pretendan desarrollar acciones “terroristas” o “subversivas” en su territorio, advirtió este sábado el ministro de Defensa, Luis Fernando López.

“No vamos a permitir que ningún extranjero armado mate a nuestros bolivianos. Hace más de 40 años las Fuerzas Armadas nos venimos preparando en la lucha contra la subversión y el terrorismo”, sostuvo durante la ceremonia de promoción de un grupo militar de élite en Sanandita (sur).

Desde que se instaló en el poder, el gobierno transitorio ha aludido a la presencia de extranjeros que tendrían la misión de sembrar terror en el país, señalando a colombianos, peruanos, cubanos y venezolanos como responsables de haber provocado enfrentamientos entre grupos opositores y oficialistas, y entre civiles y fuerzas de seguridad, que en más de un mes de incidentes dejaron 33 muertos.

En el acto participó también la presidenta transitoria, Jeanine Áñez, quien sostuvo que “hay que trazar una línea nítida entre el derecho a disentir y la conducta criminal, la agresividad y las actitudes antidemocráticas que pretenden imponer violentamente su voluntad sobre los que no piensan igual”.

La Policía tiene detenido en la ciudad de Santa Cruz (este) al argentino Facundo Molares Schoenfeld, a quien identificó como un exguerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), acusándolo de haber promovido graves enfrentamientos en esa región.

También se ha denunciado que el exguerrillero peruano Martín Serna Ponce, del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), trabajó en la campaña política del expresidente Evo Morales y que tenía vínculos con quien fue su ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero.

“No se equivoquen, no den un paso en falso. No nos va a costar nada dar la vida por cada boliviano, pero tampoco nos va a costar nada perseguir a aquellos que quieren hacernos daño”, advirtió López.

Posteriormente, en declaraciones a la prensa, la presidenta transitoria mandó un mensaje a Morales, refugiado en Argentina.

“Lo que le pediríamos (a Morales) es que nos deje vivir en paz. Esperamos que no provoque sedición y terrorismo desde donde está porque debe respetar su calidad de refugiado. No vamos a permitir los bolivianos que nos roben más elecciones”, indicó.

Manifestó además que Morales puede retornar a Bolivia “cuando quiera”, aunque aclaró que “en los próximos días se va a emitir una orden de aprehensión porque nosotros hemos hecho las denuncias pertinentes” ya que el exmandatario “tiene cuentas pendientes con la justicia”.

AFP