Van cuatro capturados por el asesinato de la pareja de recién casados en Colombia

Natalia Jiménez y Rodrigo Monsalve. Foto: Cortesía.

Ya son cuatro los capturados por el brutal asesinato de la pareja de ambientalistas bogotanos que pasaba su luna de miel en las playas del Caribe colombiano y que, tras tres días de desaparecidos, fueron hallados muertos y con notables signos de tortura.

Por Jorge Cantillo / Infobae

Así lo informaron este miércoles las autoridades colombianas, quienes después de la entrega de Giovanni Ortíz Camacho alias Giovanni, un individuo que asegura haber participado en el crimen, dieron con la captura de otros tres presuntos responsables de estas violentas muertes.





A los tres nuevos capturados les encontraron armas de fuego y elementos que eran la bióloga Natalia Jiménez y su esposo Rodrigo Monsalve, los cuales desaparecieron el pasado viernes y tras tres días de desconocerse su paradero encontraron sus cuerpos encapuchados y amarrados a un árbol. Ambos habían sido ultimados con tiros de gracia en la vereda Perico Aguao’ una zona rural de la ciudad de Santa Marta.

Los tres capturados, según fuente oficial citada por la W Radio, son: Jader Groelfi, Andrés Felipe Socarrás alias ‘Pipe Varela’ y Luis Alfonso Rodríguez Escobar alias ‘Luchito’.

Fotos: Cortesía.

 

La hipótesis que toma mayor fuerza entre la policía es que la pareja fueron víctimas de un hurto cometido por una banda delincuencial organizada. Sin embargo, aún no se descartan otras líneas de investigación.

Se presume que el vehículo en el cual se movilizaban iba a ser vendido en el área fronteriza con Venezuela que colinda con el departamento de la Guajira, al cual se llega tras pocas horas de carretera desde Santa Marta.

De acuerdo con la información conocida sobre el caso, la pareja se movilizaba en su vehículo por la carretera Troncal del Caribe cuando hombres armados los detuvieron y los obligaron a bajarse.

En el momento de los hechos Natalia Jiménez se encontraba hablando con su padre, el cual pudo escuchar los gritos desesperados de su hija mientras era raptada.

Natalia Jiménez, de 35 años, era directora del proyecto Magdalena Cauca Vive, de la Fundación Natura -dedicada a la conservación, uso y manejo de la biodiversidad- y se había destacado por sus acciones de defensa de las especies animales de la región.

Fotos: Cortesía.

 

Por su parte, su esposo Rodrigo Monsalve, de 40 años, era antropólogo y trabajaba como pinchadiscos en Santa Marta, según amigos de la pareja.

Ambos se habían mudado hace siete años a Santa Marta desde Bogotá y vivían recorriendo con regularidad la carretera donde terminaron encontrando la muerte.

De acuerdo con recientes declaraciones del ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, las autoridades colombianas están poniendo especial interés en las investigaciones de este caso y ya se designó un fiscal especializado en criminalística para liderarlas.

Además, se ha ofrecido una recompensa de 50 millones de pesos para quien entregue información que ayude a esclarecer este crimen y dar con todos sus responsables.