Por qué había 63 canadienses en el vuelo de la aerolínea ucraniana que cayó en Teherán

Familiares de las víctimas lloran a los muertos del vuelo de Ukraine Airlines en una residencia de estudiantes de la Universidad de Toronto, en Canadá

En medio de las tensiones bélicas en Medio Oriente, este miércoles cayó un jet comercial de la aerolínea Ukraine International Airlines a poco de despegar del aeropuerto internacional de Teherán, en Irán. Los 176 pasajeros resultaron muertos. Este jueves, el Pentágono y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, sostuvieron este jueves que el avión fue volteado por un misil iraní.

Por: Infobae

La palabra del premier canadiense era esperadas especialmente porque 63 de los pasajeros, un tercio del total, eran de esa nacionalidad. El resto, eran 82 iraníes, 11 ucranianos (incluidos los 9 tripulantes), 10 suecos, 4 afganos, 2 alemanes y 3 británicos.

¿Qué hacían 63 canadiense en un vuelo que había partido de Teheran y tenía como destino final Kiev, la capital ucraniana? Es que en Canadá reside una importante comunidad de expatriados iraníes. Y al no existir vuelo directo entre ese país e Irán, la ruta vía Kiev es una de las más utilizadas por quienes viajan a visitar a sus familiares radicados en ambos países. Según informó el propio Trudeau, 138 de los 176 pasajeros del vuelo PS752 de Ukranian tenían pasajes para tomar un vuelo de conexión desde el aeropuerto de Kiev rumbo a Canadá.

Un homenaje a las víctimas frente a la legislatura de Edmonton, en Canadá.

En el avión viajaban muchos estudiantes y académicos residentes en Canadá que habían ido a Irán a pasar las fiestas de Navidad y Año nuevo con sus familias y regresaban a su ciudad de residencia en el país norteamericano.

“Somos unos 1.200 que tenemos un grupo de chat en Telegram. Estuvimos chequeando uno a uno los nombres en el informe en farsi y luego el que llegó de Ucrania. Cuando salieron los nombres, fue devastador para todos. Todos conocemos a al menos una persona entre las víctimas”, contó al canal CBC Payman Paseyan, miembro de la comunidad iraní-canadiense de Edmonton. Según los reportes, entre las víctimas también hay residentes de British Columbia, Manitoba, Nueva Escocia, Quebec y Ontario.

Trudeau responsabilizó este jueves al régimen iraní por la caída del vuelo 752 que debía unir Teherán con Kiev, en momentos en que Irán estaba bombardeando bases norteamericanas en Irak. “Tenemos información de Inteligencia de que fue derribado por Irán”, señaló el titular del Poder Ejecutivo en rueda de prensa desde Ottawa.

“Tenemos inteligencia de múltiples fuentes, incluidos nuestros aliados y nuestra propia inteligencia. La evidencia indica que el avión fue derribado por un misil iraní de superficie a aire”, dijo Trudeau este jueves y aclaró que el derribo “puede haber sido accidental”. Canadá trabajará con sus aliados para llevar a cabo una investigación completa sobre las causas del accidente.

El premier también se comunicó con el presidente ucraniano Volodímir Zelenski -cuyo gobierno también sospecha que Teherán estuvo detrás de la caída del avión comercial con 176 personas a bordo- para expresarle su preocupación y las condolencias por la catástrofe aérea.

Consultado respecto a cómo respondería su gobierno, Trudeau señaló que su administración estaba “evaluando” esa réplica y que la definirá una vez que se determine si fue un accidente o no. Además, afirmó que contemplará la aplicación de sanciones si Irán se niega a permitir “una investigación segura y completa”.