Vicente Brito: La crisis política distrae la grave crisis social

Foto: Archivo

 

Cuando observamos los acontecimientos de los últimos días no queda duda de que tenemos una compleja crisis política, provocada por los que ejercen el poder al pretender impedir el funcionamiento de la Asamblea Nacional al propiciar una junta directiva paralela y desconocer a la elegida por una mayoría parlamentaria con la asistencia de cien diputados.

La grave crisis social que afecta a un 90% de los venezolanos, la cual se hace mas evidente al encontrarnos con que en los últimos días el poder adquisitivo se ha minimizado a la mitad, con sus efectos en el consumo familiar los cuales han tenido que verse obligados a reducirlo sobretodo en alimentos esenciales como: la carne, Pollo, leche, quesos, huevos y pescados. Disponiendo de muy escasos recursos para cualquiera otra de sus necesidades como medicinas, ropa, zapatos, transporte, etc.

La polémica desatada sobre la elección de la directiva de la asamblea nacional esta creando una evidente conmoción nacional, lo cual esta logrando minimizar el necesario debate político sobre los efectos de la crisis social en las familias, actuando la confrontación parlamentaria, como una distracción de la opinión pública de la compleja desmejora en calidad de vida que afecta a la gran mayoría del país.

Lo cual a la vez le facilita a los que ejercen la responsabilidad de gobierno hacerse los desentendidos de la toma de decisiones inmediatas y necesarias que faciliten soluciones aunque sean parciales a la problemática que nos afecta y que para la gran mayoría de los ciudadanos son urgentes y necesarias.

Voceros oficiales hablan de que somos un país con grandes beneficios sociales como: gasolina barata, electricidad regalada, salud y educación gratuita. Así como la entrega de alimentos a un costo muy por debajo de su valor. No aceptando que estos se encuentran en tales situaciones de escasez y deterioro que se han convertido en calamidades y no en beneficios reales. Lo cual demuestra con realidades la crisis social que afecta a la casi totalidad de los venezolanos.

Lo preocupante es que el deterioro social continua agravándose causado principalmente por la hiperinflación que nos arropa, al gobierno financiar buena parte del gasto público con dinero proveniente del Banco Central, el cual aumenta mes a mes la cantidad de bolívares en circulación, mientras las reservas del Banco Central se reducen, empujando el valor del dólar hacia arriba y con el los precios.

Las soluciones están en manos de los que manejan el poder de cambiar su modelo, el cual es responsable del deterioro social y a la vez facilitar el pleno funcionamiento de la Asamblea Nacional, la institución pública mas representativa al ser electos sus diputados por la mayor participación popular de nuestra historia democrática, dejando a un lado esta confrontación política estéril para el país.

Vicente Brito
Presidente

Red por la defensa al Trabajo,
la Propiedad y la Constitución