Distrito Capital cerró con la tasa más alta de delitos del 2019

Con una tasa de delitos de 470 por cada cien mil habitantes, cerró el municipio Libertador de Caracas, que posee 22 parroquias, con 9.532 hechos punibles (denunciados) durante el año 2019. Así lo estableció las estadísticas del Observatorio Venezolano de la Seguridad, ente adscrito al Ministerio de Interior Justicia y Paz.

De acuerdo con el posicionamiento de entidades por incidencia delictiva de la OVS, el estado Vargas (La Guaira) sigue de segundo en la lista con una tasa de 408 (1.515), seguido de Cojedes con 344 (1.242) y Miranda con 336 (10.534).

Un total de 75.625 delitos se perpetraron en año pasado en todo el territorio nacional teniendo una tasa promedio de 247 por cada cien mil habitantes.

En este informe, llama la atención que aun el OVS continúa realizando sus estadísticas en base a una población de 32.217.223 habitantes, sin tomar en consideración la diáspora venezolana.

En comparación con el año 2018, el 2019 tuvo varias reducciones en los indicadores de seguridad ciudadana, en especial el estado Miranda, que en promedio descendió en 28,6 por ciento los delitos.

Miranda para el 2019 cerró con 10.534 delitos, 4.222 menos que el año anterior.

Otro de los aspectos que se evidenció en este último trabajo del OVS, es que no se reflejó el renglón de “Resistencia a la autoridad”, es decir, el número de muertes a mano de organismos policiales militares en “enfrentamientos”. Una fuente consultada informó que la medida puede obedecer a las consideraciones realizadas por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Verónica Michelle Bachelet Jeria ?en su informe sobre Venezuela y las ejecuciones extrajudiciales.

En cuanto al delito de homicidio, el estado Bolívar fue el que resultó con la tasa más alta de 36 por cada 100 mil habitantes, (673), seguido del estado Miranda con una tasa de 31 (1.031), Amazonas con 33 (66), Delta Amacuro con 30 (62).

Por último, la caracterización de los delitos de homicidios, robo, robo de vehículos, secuestro y violación, reflejan que en la vía publica se continúan perpetrando más delitos, que en barrios, urbanizaciones y zonas boscosas.