Viera-Blanco: Hay que derrotar la brecha de la retórica para lograr la salida a la crisis

Foto cortesía

 

El embajador de Venezuela en Canadá, Orlando Viera Blanco, se encuentra en la ciudad de Nueva York a fin de sostener reunión con la Embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Kelly Craft.

“Hemos venido asumiendo por años una intensa agenda por la defensa de los DDHH y de la activación de la justicia universal por la comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela. La Corte Penal Internacional está en deuda con las víctimas de atrocidades, torturas y muerte en nuestro país. No puede seguir en silencio. Y menos tras la reciente tentativa de magnicidio al Presidente Juan Guaidó”, expresó Viera Blanco.

En este orden de ideas, anunció una reunión que sostuvo con el Juez de Distrito de la Ciudad de Nueva York, Gerard Schriffen, quien cada día emite no menos de 20 sentencias en materia de derechos ciudadanos. “Es fundamental que los ciudadanos estén protegidos frente a los excesos del Estado, la ley entra por casa y la justicia es la herramienta por excelencia para crear ese balance y evitar la anarquía y los abusos. Dilatarla además es peligroso”., comenta el magistrado norteamericano.

Viera Blanco manifestó que en Venezuela la justicia ha quedado en manos del leviatán, la cual aplica como perverso torniquete a quienes luchan por ser libres y demócratas, alerta Embajador Viera-Blanco.

“La justicia ha quedado como un instrumento de criminalización y represión en un país depauperado y desmantelado de toda cotidianidad, seguridad, institucionalidad y vida. Es hora que instancias internacionales den cuenta de estas horneadas desviaciones, y a la par de tomar la palabra, tomen acciones palmarias”, afirmó.

Asimismo, anunció que sostendrá encuentro con la Embajadora de Estados Unidos en Naciones Unidas, Kelly Craft, y unos de los puntos a tratar será cómo derrotar la brecha entre la exclusión sistemática de la justicia representada en la Corte Penal de La Haya y la diplomacia encargada de velar por los DDHH.

“Es hora de acciones y resultados. La retórica genera desesperanza cuando la indignación de los pueblos y su miseria no es atendida con hechos. Como dice el sabio proverbio latino “”Facta non verba” Hechos, no palabras” concluyó el diplomático de paso por Manhattan.

Nota de prensa