Al menos 58 defunciones se registraron en el 2019 por consumo de alcohol adulterado

Foto CRISTIAN HERNANDEZ / AFP

 

Desde el año 2017 al 9 de diciembre del 2019 se registraron 58 muertes, como consecuencia del consumo de bebidas alcohólicas adulteradas, en nuestro país. Al respecto, el presidente de la Cámara de la Industria de Especies Alcohólicas (Civea), Luis Enrique Cárdenas, dijo que ésta desarrolló una intensa campaña publicitaria, a fines del año, cuando es mayor el consumo, sobre el peligro que existe al ingerir bebidas de contrabando, producidas artesanalmente o adulteradas.

Por Pacífico Sánchez / El Impulso

De las 58 defunciones, el 70 % ocurrió en el centro, con Aragua a la cabeza; 20 % en occidente, destacando Lara con seis muertes; y 10% en oriente, con mayor número de víctimas en Anzoátegui.

Desde el 9 de diciembre del año pasado no se ha tenido información de nuevos casos y para evitarlos hay que seguir las recomendaciones de evitar el consumo de bebidas ilegales, o de fabricación casera, o adulteradas, ya que son peligrosas porque no tienen ningún tipo de control sanitario o fiscal.

 

Actividad

Por otra parte, Cárdenas dijo que, de acuerdo al último de los informes de la Cámara, elaborado el 17 de este mes, el 55 % de los establecimientos estaban operativos y es posible que para mañana, cuando termine el mes, ya todos estén normalizados en la parte comercial.

 

Caída

Aunque todavía no se tiene el informe internacional en torno a la industria alcohólica, hubo una caída importante el año pasado en Venezuela. Calculando los productos que representamos, de 74 millones de litros consumidos el año 2018 hubo una caída del 13 por ciento al ubicarse en 65 millones de litros.

Las exportaciones cayeron 12 % porque de 59 millones bajaron a 52 millones. La producción registró una caída del 12 por ciento al pasar de 59 a 52 millones de

Importaciones cayeron 9 % al situarse en 17 millones de dólares.

Y las exportaciones bajaron de 67 a 62 millones de dólares, registrando una caída del 7 %.

Si bien es cierto que fue una caída importante, no es comparable a la de la economía general venezolana que registró una pérdida del 35 %.