La historia detrás de la mujer que fingió su embarazo y robo del bebé

Fingir un embarazo no puede quedarse como una anécdota porque puede esconder trastornos que merecen ser tratados por el sistema de salud, opinan expertos. Foto: iStock.

 

Una mujer le mintió por nueve meses a su familia y a su pareja sobre un supuesto embarazo, y llevó hasta las últimas consecuencias su decisión. Este lunes, las autoridades de seguridad y justicia de Bogotá se enteraron, por una llamada de un familiar, de una terrible noticia.

lapatilla.com

Al parecer, alguien se había robado el bebé del vientre de la mujer que, según los cálculos de sus cercanos, estaba por nacer. Cuando las autoridades llegaron al lugar, entraron a la habitación de la mujer, donde supuestamente ocurrió todo, y se encontraron con una escena escabrosa.

En una bolsa que estaba en el piso, había lo que parecía ser la placenta, en medio de litros de sangre, y en un espejo estaba escrito en rojo “no llamar a la Policía”. Lo primero que hicieron los uniformados fue sugerirle a la mujer que fuera al médico para que se le realizaran los exámenes correspondientes, pero ella se negó.

“Dijo que solo se hacía exámenes con una doctora de confianza que le había hecho los controles y había seguido su embarazo”, explicó una fuente oficial. Eso llamó la atención de los uniformados, quienes empezaron a indagar sobre quién era esa doctora.

Leer más en El Tiempo