Detuvieron a policía por tener una relación con un preso al que debía vigilar

Foto: The Sun

 

Stephanie Smithwhite, una exoficial de Inglaterra pasará dos años en prisión por haber mantenido una relación con un recluso acusado de tráfico de drogas. Curtis Warren estaba recluido en la prisión de máxima seguridad HM Prison Frankland en Durham.

Por larepublica.pe

Según las investigaciones policiales, Smithwhite se obsesionó con el recluso de 56 años, de tal manera que llegó a tatuar su nombre en el cuerpo, además de enviarle cartas con alto contenido sexual, también se descubrió que hubo 213 llamados entre ambos durante 3 meses, señala BBC.

El tribunal señaló que, parte del personal de seguridad de dicha prisión sospechaba que existía una relación entre ambos, es por ello que se inició una operación de vigilancia para comprobar si era cierto.

El vínculo entre guardia y recluso tuvo una duración de seis meses, que comenzó en junio de 2018. En ese momento, Warren cumplía una condena de 13 años por venta de drogas, además, cargaba con una pena de 10 años tras no haber cumplido una orden de confiscación de 198 millones de euros.

Para leer más, ingresa aquí