Raúl Morodo recibió fondos de Pdvsa de una de las empresas de su hijo

Hacienda acredita que Raúl Morodo recibió transferencias de una de las empresas de su hijo que trabajaba para PDVSA. Clara Rodríguez

 

De Petróleos de Venezuela (PDVSA) a Aequitas Abogados y Consultores Asociados. Y de ésta a una de las cuentas de Raúl Morodo. Un informe de la Agencia Tributaria acredita que el exembajador de José Luis Rodríguez Zapatero en Caracas recibió a través de la compañía de su hijo, Alejo Morodo, al menos 335.000 euros procedentes de la petrolera del Gobierno bolivariano.

Por LILIANA OCHOA / TONO CALLEJA / vozpopuli.com

Vozpópuli ha tenido acceso al escrito que se incorporó a las diligencias que se siguen en la Audiencia Nacional contra el diplomático, su esposa, su hijo y otras cinco personas desde enero de 2019. A petición del juez Santiago Pedraz, el informe obra en el sumario del caso Morodo, en el que se les investiga por presuntos delitos de blanqueo de capitales, de corrupción en las transacciones comerciales internacionales, delitos de falsedad documental y contra la Hacienda Pública.

“La inspección ha comprobado que, desde la sociedad, se realizan traspasos a la cuenta de la persona física, contabilizándolo como cuenta corriente con socios”. Los inspectores de Hacienda se refieren a Alejo Morodo y a Raúl Morodo. En el desglose constan 18 transferencias de Aequitas Abogados, Consultores y Asociados a la cuenta del exembajador.

Hacienda acredita transferencias de dinero procedente de PDVSA en las cuentas de Raúl Morodo. VP

 

Según los datos a los que ha tenido acceso este diario, el diplomático recibió cinco giros entre junio y diciembre de 2013 por un importe acumulado de 95.000 euros; y otros 13 entre enero y diciembre de 2014, por un monto de 240.000 euros. En total, 335.000 euros.

Hacienda acredita en las cuentas de Raúl Morodo dinero procedente de PDVSA VP

 

“Fondos carentes de justificación”

La Agencia Tributaria asegura en su informe que Aequitas -propiedad al 100% del hijo del diplomático- prestó servicios a “un único cliente”: PDVSA. “Desde su constitución en mayo de 2007, salvo unos ingresos, cuyo origen la inspección desconoce (…) los únicos ingresos que ha percibido Aequitas han sido los procedentes de esta entidad venezolana”, subrayan los funcionarios.

La Fiscalía anticorrupción acusa a Raúl Morodo y su “círculo familiar más íntimo” de recibir entre 2011 y 2015 “fondos procedentes de la empresa pública Petróleos de Venezuela por un importe total de 4.527.270 euros, carentes, hasta la fecha de toda justificación real y lógica comercial”.

En el caso concreto de Aequitas, la fiscal Ana Cuenca cifra en 2,7 millones de euros la suma “procedente directamente de PDVSA a través de distintas transferencias realizadas desde cuentas puentes que esta petrolera tiene abiertas en Portugal para dificultar el seguimiento de los fondos”. De dicho importe, según la inspección de Hacienda, 335.000 euros acabaron en una cuenta del exembajador de España en Venezuela.

“No he recibido dinero de PDVSA”

Raúl Morodo defendió durante su declaración como investigado que su hijo le solía “dejar dinero” para completar la pensión que tiene como eurodiputado. La fiscal a cargo de las pesquisas preguntó al diplomático por los movimientos bancarios de cuentas “en los que se hacen transferencias de fondos que proceden de PDVSA”.

– ¿Nos puede dar alguna explicación de por qué fondos que proceden de PDVSA acaban llegando a cuentas vinculadas con usted?

– Yo no he recibido nunca de PDVSA dinero. Pero mi hijo, después de yo estar jubilado… Me solía dejar dinero, que no sé de dónde venía.

Según explicó la fiscal en el marco del interrogatorio, Morodo retiró el dinero en efectivo y a través de cheques al portador. El funcionario jubilado de Asuntos Exteriores aseguró que los metía en su cuenta.

Video

Préstamos no acreditados

Los inspectores de Hacienda señalan que “hasta la fecha no se ha obtenido justificación alguna, salvo la manifestación del representante del sujeto pasivo [Raúl Morodo] de que creía que no tenía que declarar nada por este concepto”. Según consta en el informe, Alejo Morodo aseguró que dichas transferencias respondían a préstamos que sostuvo la empresa con su padre. Hacienda, sin embargo, considera que tales créditos no están acreditados.

“La inspección (…) no considera justificado el hecho de los 95.000 euros transferidos en el ejercicio 2013 y los 240.000 euros transferidos en el 2014 lo hayan sido en concepto de préstamo”. Los agentes advierten de que “el pretendido crédito” no consta en las memorias de la sociedad, que no se le cobran intereses al exembajador y que no hay documento que justifique que las cantidades retiradas se realicen en concepto de préstamo. Según recoge el informe, el propio representante de Morodo reconoció a Hacienda “que no existe contrato de préstamo y que no se ha devuelto el dinero”.

“El hecho de que dichas cantidades nunca se devuelven por Raúl a la sociedad es determinante para considerar por parte de esta inspección que dichas rentas no tienen justificación en la sociedad, o por lo menos, no ha sido aportado a esta inspección, por lo que podría tratarse de meras liberalidades”, señalan los inspectores. A su juicio, “la forma de retirar las cantidades de la sociedad (…) coinciden más con una cuantía que retira de la sociedad de su hijo, que con un préstamo”.