Condenaron al hombre que asesinó en Costa Rica a Carla Stefaniak, turista venezolana

Foto: Redes Sociales.

 

Un tribunal penal de Costa Rica condenó este lunes a 16 años de cárcel al nicaragüense Bismark Espinoza Martínez por el delito de homicidio simple en perjuicio de la turista venezolana-estadounidense Carla Stefaniak, hechos ocurridos en un hotel en noviembre de 2018.

Los jueces Eduardo Rojas, Alberto Vargas y Simón Guillén, del Tribunal Penal de Pavas, en San José, leyeron este lunes la sentencia contra el nicaragüenses, en el marco de un juicio que comenzó el pasado 27 de enero.

El Tribunal dio por acreditado, de manera unánime, que Espinoza, quien era el guarda de seguridad del hotel Villas Le Mans, en donde se hospedó la víctima, “fue la persona que le dio muerte a la señora Carla Stefaniak” y le impuso 16 años de prisión.

El fallo también dio por probado que el nicaragüense de 33 años de edad mintió tanto a la policía como a los jueces durante el proceso, al afirmar que él había visto salir a la venezolana del hotel en un vehículo el día que ocurrió el crimen.

Carla Stefaniak en una foto publicada en Facebook por su cuñada April Antonieta

La Fiscalía había pedido 18 años de prisión por el delito de homicidio simple, mientras que la representación de la víctima solicitó hasta 50 años de prisión e incluyó otros delitos como robo agravado y agresión sexual.

La Fiscalía descartó acusar al sospechoso de esos delitos por falta de pruebas.

El Tribunal absolvió a Martínez de los delitos de robo agravado y tentativa de violación, que le achacaba la parte querellante.

Además, el fallo ordena a Inversiones Géminis, a cargo del hotel Villa Le Mans, a pagar a la familia de la víctima una indemnización de 30 millones de colones (unos 52.000 dólares) por el concepto de daño moral.

Espinoza era el guarda de seguridad del hotel Villas Le Mans, situado en el sector oeste de San José, en donde la venezolana se hospedó a través de la plataforma Airbnb como parte de unas vacaciones.

El crimen, perpetrado con un arma blanca, ocurrió entre la noche del 27 y la madrugada del 28 de noviembre de 2018, según la hipótesis, a raíz de que Stefaniak rechazó un encuentro sexual con Espinoza.

 

Las cenizas de la joven asesinada violentamente en Costa Rica llegaron este sábado al aeropuerto de Tampa, FLorida.

Stefaniak, de 36 años, llegó a Costa Rica el 22 de noviembre de 2018 para pasar unos días de vacaciones, y tenía previsto regresar a su hogar en Florida, Estados Unidos, el 28 de ese noviembre.

La defensa del acusado aseguró durante el proceso que el hombre es inocente, que no existían pruebas de su culpabilidad y que existían deficiencias en la línea de investigación seguida por las autoridades costarricenses.

En diciembre de 2018 la familia de Stefaniak demandó ante la justicia de EE.UU. al complejo de alojamientos turísticos Villas Le Mas y a Airbnb por no haber chequeado los antecedentes del guardia que está detenido como su presunto asesino.

La demanda civil fue presentada en un tribunal del condado Hillsborough, en la costa oeste de Florida, por familiares de la víctima.

EFE