Táchira es la cuarta entidad con más protestas en el país

Las de gas doméstico, entre las más frecuentes en la entidad. (Foto/Archivo/Gustavo Delgado)

 

Con 1.128 episodios documentados en 365 días, el Táchira ha sido la cuarta entidad de Venezuela donde hubo mayor número de protestas durante el año 2019. Así lo refiere el informe “Conflictividad Social en Venezuela – 2019”, recién publicado por el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social. Una media de tres diarias, o de una cada ocho horas.

Por Daniel Pabón / Diario La Nación

El estado Miranda lideró la conflictividad durante el año 2019, con registro de 1.355 protestas, seguido de cerca, tanto en la estadística como geográficamente, por el Distrito Capital, con 1.290 eventos.

Lejos de la región capital, la tercera posición la ocupa el también andino estado Mérida, donde esa organización no gubernamental documentó 1.255 protestas el año pasado. Por debajo del Táchira, este top cinco lo completa el estado Bolívar, escenario de otras 1.054 manifestaciones sociales.

 

Un nuevo récord

En el ámbito nacional, el dato de 16.739 manifestaciones en todo 2019 constituye una nueva cifra récord para el Observatorio. Con respecto a 2018, cuando documentaron 12.715 protestas, significó un aumento interanual de 24 %.

Este registro evidencia “la profundización de la emergencia humanitaria compleja que atraviesa el pueblo venezolano”, argumenta el informe. Constantes durante los 12 meses, la investigación calcula una media de 46 protestas diarias en todo el país.

Del total, en 4.406 oportunidades ciudadanos exigieron distintos derechos simultáneamente, lo que el OVCS denomina “protestas combinadas”, las cuales representaron el 26 % del universo registrado durante 2019.

 

Servicios, sobre todo

Los motivos de las protestas ciudadanas en 2019 han sido mayormente sociales: exigencias por salarios dignos, respeto a los contratos colectivos, acceso a las medicinas, a los alimentos y la garantía de mejores servicios públicos.

El Observatorio de Conflictividad Social destaca que 2019 se caracterizó por ser “el año del colapso de los servicios públicos”, siendo las familias de menores recursos las más afectadas. Se protestó por este motivo un 31 % más, en comparación con 2018.

Las quejas por falta de electricidad fueron las más recurrentes (2.570 protestas a escala nacional), seguidas por los reclamos por agua potable (1.777 protestas) y las trancas de comunidades por gas doméstico (1.028 protestas, muchas de estas en el Táchira).

“En ocasiones los cronogramas de cortes de electricidad no se cumplen según los tiempos y horarios estipulados, en la mayoría de los estados continúan los apagones no programados por horas o días completos en zonas rurales y urbanas. Esto imposibilita que el ciudadano tenga otros servicios asociados a la energía eléctrica: no funciona el bombeo de agua, no hay conexión telefónica o internet”, contextualiza el informe.

 

Gasolina en Táchira / Foto Archivo

Educación, donde más

Los sectores educación, salud y transporte, en este orden, acumularon la mayor cantidad de protestas dentro del ámbito laboral, mientras que las protestas por el derecho a la alimentación se ubicaron, por su parte, en 984.

Según el OVCS, la respuesta gubernamental a las manifestaciones populares y pacíficas en todo el país ha sido “la criminalización, judicialización y la implementación de la represión letal como política de Estado”.

A modo de conclusión, el Observatorio considera que la recuperación de la calidad de vida en Venezuela pasa por un cambio de rumbo político. “Mientras esta situación no ocurra se profundizará la crisis económica y social en la que está sumergido el país”. El colapso de los servicios públicos, pronostican, solo “será superado por nuevas inversiones y un plan de mantenimiento con personal calificado”.

Entrado el 2020, la situación de protesta persiste, por lo menos en el Táchira. Entre las más recientes: una tranca vecinal en un tramo de la Troncal 005 el pasado sábado, jornada de apagones de varias horas en la entidad.

En la distribución geográfica de las protestas por gasolina, el estado Táchira ocupó la primera posición nacional de acuerdo con el informe anual 2019 del Observatorio de Conflictividad Social. La entidad acumuló 135 manifestaciones por este concepto, seguida por Mérida (128), Bolívar (111), Trujillo (42), Amazonas (28) y el Zulia (31), posicionados como los seis estados que reportaron los números más altos de protestas en esta materia.

Durante 2019, el interior del país resultó fuertemente impactado por la escasez de combustible, recuerda el Observatorio en su informe. De allí que totalizaran 571 protestas originadas por esta situación en la mayoría de estados del país durante todo el año pasado. Mayo y junio, los meses más críticos.

“En algunas zonas se establecieron días para la recarga de gasolina según el terminal de número de cédula; en otras, los usuarios dedicaban varios días en cola para surtirse de gasolina. Como hecho alarmante se registraron quejas por abusos de poder de los cuerpos de seguridad, que presuntamente extorsionaban a los presentes para dejarlos surtir los tanques de combustible”, se lee en la investigación.

Por el contrario, en estados como Yaracuy, Falcón y Guárico no hubo protestas por gasolina. Y en entidades como Cojedes (2 en el año) y Portuguesa (6) este no es un problema latente.