Western Union pone fin al envío de remesas a Cuba desde terceros países

Una agencia de a empresa Western Union en La Habana, Cuba | Foto cibercuba

 

La falta de efectivo, el cierre de numerosas oficinas y la inestabilidad en el horario de funcionamiento llevan meses lastrando los servicios de Western Union, reseña 14ymedio desde La Habana

lapatilla.com

La compañía norteamericana Western Union, líder en transferencias de remesas a Cuba, puso fin a los envíos de dinero desde terceros países a la Isla desde este jueves, tal y como había anunciado con anterioridad.

Analistas consideran que se trata de un paso más en la escalada de sanciones de la administración del presidente Donald Trump contra el Gobierno cubano por su apoyo al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

“Entendemos el impacto que esto puede tener en nuestros clientes y mantendremos un seguimiento directo con ellos en el transcurso de esta situación”, dijo una vocera de Western Union.

“Los clientes en los EE UU podrán continuar enviando dinero a través de la aplicación móvil de Western Union, en la página web de la compañía o en tiendas minoristas”, agregó.

Actualmente las remesas son la principal fuente de ingresos de la población, con el 50,81%. El salario de los trabajadores del sector privado constituye el 33,57% del total de la masa monetaria y el de los trabajadores estatales, el 15,37%

En octubre, 14ymedio informó de los problemas que tenían los cubanos para cobrar las remesas en efectivo que sus familiares les hacían llegar por esa vía, a pesar de que la empresa estadounidense tiene más de 300 oficinas en la Isla. Las operaciones a través de internet, en cambio, han funcionado con normalidad.

Familias enteras en Cuba viven del dinero que les llega a través de Western Union hasta el punto de que en barrios enteros se construyen o ven mejoradas sus casas gracias a este dinero. Si la administración de Estados Unidos diera un paso más en este sentido, el golpe sería incalculable.