En Bancamiga, la alta competencia y el bienestar se dan la mano

 

El apoyo y promoción de atletas de alta competencia son objetivos fundamentales dentro de los planes de Responsabilidad Social Empresarial de Bancamiga, así como la difusión de la experiencia y los conocimientos de estas figuras del deporte de élite hacia el personal de la institución financiera con el fin de garantizar el bienestar y la calidad de vida de los colaboradores.

“El deporte siempre ha sido un área fundamental en nuestros planes de RSE, que también incluyen la educación, el ambiente, la cultura y la salud. Estamos dispuestos a brindar apoyo a atletas con potencial y a la vez queremos que nuestros colaboradores asuman la actividad física como una parte fundamental en sus vidas”, indica Armando Iachini, accionista de Bancamiga.

El plan de preparación para los trabajadores del banco comenzó en 2020 con Freddy Amaro, campéon nacional de Trail Running y certificado como entrenador nivel 1 de la Federación Internacional de Atletismo (IAFF), quien es la nueva imagen deportiva de Bancamiga junto a Thomas Silveira y Daniel Mamopulakos, todos con sobresalientes actuaciones internacionales.

Amaro acaba de conquistar el triunfo en la carrera 11k de montaña, organizada por Descubriendo Paraguaná, en el pueblo de Santa Ana, en el estado Falcón, con tiempo de 55 minutos y 01 segundos.

Para alcanzar la medalla de oro, Freddy se sometió a una exigente rutina de entrenamientos que cumplió a cabalidad. La disciplina, constancia y perseverancia para el logro de las metas son valores que este atleta comenzó a transmitir a los trabajadores de Bancamiga, quienes iniciaron sesiones de Entrenamiento en Circuito en las áreas al aire libre del banco.

“Nos complace contar con un grupo entusiasta de trabajadores que está decidido a integrar el ejercicio físico en su día a día. Ese nuevo hábito en sus vidas les proporcionará mayor bienestar y contribuirá a aumentar su productividad”, aseguran Carmelo De Grazia y José Luis Queijeiro, accionistas de Bancamiga.

Algunos de los colaboradores ya se ejercitaban con cierta regularidad y otros están iniciando sus rutinas con Amaro. “A mí lo que más me gusta es que las personas trabajen por mejorar su calidad de vida y creen hábitos para tener mejores condiciones físicas”, confesó Amaro.

Freddy asume su rol de entrenador con la misma pasión con la que prepara las competencias. “Cuando hago la planificación para el grupo de Bancamiga, le pongo el mismo cariño que cuando diseño los entrenamientos para mis pruebas”.

Esa dedicación ha sido apreciada por los colaboradores de la institución, quienes después de cada jornada se hacen selfies con Freddy, solicitan su consejo y muestran interés por mejorar el desempeño. El grupo también ha ido creciendo en cada sesión semanal, una señal que demuestra la buena calidad de las clases.

“Para nosotros es primordial garantizar el bienestar de nuestro personal. Estas clases de Entrenamiento de Circuito han gozado de gran receptividad y todos dentro del banco estamos muy entusiasmados. Mejorar la calidad de vida de nuestros colaboradores es un objetivo fundamental para nosotros y estamos actuando para hacerlo realidad”, indicó Alberto De Armas, presidente ejecutivo de Bancamiga.

Las clases de Entrenamiento de Circuito forman parte de un grupo de actividades abiertas y gratuitas para todos los empleados que también disfrutan de sesiones semanales de yoga.

Nota de prensa