Las mejores catas de vinos en Italia: Qué debes saber si te interesa la degustación de vinos

Las mejores catas de vinos en Italia: Qué debes saber si te interesa la degustación de vinos

 

 

Con un clima mediterráneo cálido y un ritmo de vida relajado, Italia ofrece algunas de las mejores y más simples cosas de la vida. Y el vino es una de su variada lista. En definitiva, vino e Italia van de la mano. Si están planeando un viaje a Italia en Greca Viajes pueden encontrar las mejores ofertas en paquetes de viajes y excursiones, modificados a su medida Con gran parte del campo italiano dedicado a los viñedos, y varias variedades de uvas cultivadas aquí, Italia ofrece varias opciones cuando se trata de la mejor muestra de vinos. Mientras esté en Italia y busque opciones de algunos de los mejores lugares para visitar el famoso país en forma de “bota”, nunca estará lejos de un viñedo o una bodega. A continuación, hemos elegido 5 de las mejores ciudades de Italia con gran cata de vinos.

VERONA

La ciudad de Verona es famosa por su amor al vino, y es aquí donde se celebra el anual Vinitaly (competencia anual internacional de vinos en Verona), que muestra lo mejor del vino italiano a través de concursos y exhibiciones. La ciudad se encuentra en la región de Véneto, en el norte de Italia, la mayor área productora de vino del país. Es una ciudad encantadora con mucho que ofrecer a los visitantes.

Aspectos destacados: Desde Verona, es posible visitar una multitud de viñedos en los alrededores. Valpolicella, al norte de la ciudad, es una de las regiones productoras de vino más antiguas del país. El nombre en sí deriva del latín: “valle de muchas bodegas”. Hoy es famoso por su Amarone, un vino tinto seco. Custoza, al este de Verona, es famosa por su vino blanco ligero y la ciudad también está cerca de las regiones en crecimiento del  prosecco ahora universalmente popular.

Qué esperar: Verona es uno de los principales destinos de vino en Italia. Puede esperar una ciudad llena no sólo de cultura, sino también por una multitud de restaurantes y bodegas con extensas e inusuales listas de vinos, particularmente durante el período festivo de abril. La mejor época para visitas: Verona es encantadora en cualquier época del año, pero para los amantes del vino, el Festival de Vinitaly es imprescindible. Se lleva a cabo anualmente en abril.

PALERMO

Palermo, la capital de Sicilia, se encuentra cerca de muchos de los viñedos más conocidos de la isla y es una buena base para explorar esta región productora de vino. Con su encanto pintoresco junto con el ambiente vibrante de la ciudad, encontrará una extensa lista de vinos, bares de vinos atractivos y algunos de los mejores vinos del sur de Italia cerca. Dado que esta encantadora ciudad ofrece más que sólo vinos, puede barajar sus opciones en los tours de Palermo.

Lo más destacado: el vino siciliano se está convirtiendo rápidamente en algo especial. La región de Vittoria en la isla es un punto culminante que produce un vino que ha recibido el estatus DOCG (Denominazione di Origine Controllata e Garantita, una clasificación del gobierno italiano para vinos notables). Una mezcla de variedades de uva Nero d’Avola y Frappato, es un vino tinto ligero que se adapta perfectamente al cálido clima mediterráneo de Sicilia. El blanco más famoso de la isla es un Chardonnay de la bodega de Planeta.

Qué esperar: Sicilia está produciendo una amplia variedad de vinos, desde Marsala dulce hasta blancos secos y tintos de alta gama. Tendrá muchas opciones cuando se trata de listas de vinos con variedades para todos los bolsillos. Con Palermo como base, es posible visitar gran parte de lo que la isla tiene para ofrecer, aunque necesitará su propio transporte si tiene la intención de visitar viñedos y bodegas específicas.

Mejor momento para visitas: Sicilia está bendecida con un clima templado durante todo el año, sin embargo, es conveniente visitarla en enero cuando el norte de Italia es más frío. Es posible, entonces, probar los vinos de esta isla fascinante a un ritmo más relajado.

MONTALCINO

Aunque es un pueblo en lugar de una ciudad, Montalcino es la base perfecta para explorar los viñedos de la Toscana. Ubicado en el corazón de una de las regiones productoras de vino más famosas de Italia, este pintoresco pueblo toscano es la meca para los amantes del vino, y a pesar de su pequeño tamaño, es uno de los mejores lugares para visitar en Italia para los conocedores más exigentes del vino.

Aspectos destacados: El vino tinto local se conoce como “Brunello di Montalcino” y ha recibido el estado DOCG. Sólo se lanza al público después de 48 meses de envejecimiento, por lo que es una variedad muy buscada, aunque también está disponible una versión más ligera llamada Rosso di Montalcino.

Qué esperar: Montalcino es un destino popular para los amantes del vino, ya que muchos de los viñedos y bodegas están abiertos a los visitantes con cita previa.

Mejor momento para visitas: el tercer fin de semana de febrero se celebra el ‘Benvenuto Brunello’ (bienvenido Brunello), que marca el lanzamiento del nuevo vino Brunello en el mercado y es una visita obligada para aquellos que quieran abastecer su bodega con esta prestigiosa cosecha.

BAROLO

La ciudad de Barolo vive para el vino. Situada en la región vinícola de Langhe en Piamonte, esta joya medieval se encuentra en el valle de Cannubi, rodeada de viñedos. El castillo alberga un museo del vino y una de las mejores bodegas del país.

Aspectos destacados: Elaborado con la uva Nebbiolo, Barolo es considerado uno de los mejores vinos del mundo y se ganó el sobrenombre de “El rey de los vinos y el vino de los reyes”. Este es el más prestigioso de las variedades.

Qué esperar: casi todos los negocios en Barolo se dedican al vino, con bodegas, tiendas de vinos y restaurantes listos para atraer al visitante con su lista de bodegas. Las bodegas Marchesi di Barolo ofrecen recorridos en inglés, aunque siempre es recomendable planificar las visitas con anticipación.

Mejor momento para visitas: el vino y la comida son hermanos naturales y la región también es famosa por su producción de trufas. Debe visitarlo en los meses de otoño (de octubre y noviembre) para emparejar al rey de los vinos con el rey de los hongos.

FLORENCIA

La ciudad renacentista de Florencia no solo está llena de historia, sino también de vino y es una de las principales ciudades de Italia para los amantes de la cultura vitivinicola. Situada en la región central de la Toscana, la ciudad es uno de los sitios más pintorescos de Italia y ha sido un centro de producción de vino desde el año 200 antes de Cristo.

Aspectos destacados: Es el vino Chianti el que domina la escena local con Chianti Rufina, Classico y Colli Fiorentini producidos en el campo circundante. La variedad de uva principal en esta área es la variedad Sangiovese negra, un nombre que significa “sangre de Jove”, una referencia al dios romano Júpiter y una demostración de cuán antiguo es el arte de la producción de vino en esta área.

Qué esperar: Florencia es una de las ciudades más bellas para visitar en Italia, con mucho para atraer al visitante. Encontrará una extensa lista de vinos y la oportunidad de hacer excursiones desde la ciudad a las numerosas bodegas de los alrededores, como Badia a Coltibuono, que se traduce como “Abadía de la buena cosecha” y es uno de los mejores productores de Chianti de la región.

La mejor época para visitas: la fiesta del vino de Florencia se lleva a cabo cada mes de marzo e incluye más de 100 tiendas y restaurantes diferentes que exhiben los mejores vinos de la región. La ciudad es una buena base en cualquier época del año para explorar las numerosas bodegas que ofrece esta región.

Cuando se trata de vino y degustación de vinos, esta lista expuesta es solo una pequeña selección de los mejores lugares para visitar en Italia. Con cada región de este país produciendo variedades de vino únicas e inusuales, los amantes del vino en todo el mundo tienen más que muchas opciones para elegir. Ya sea que prefiera blanco o rojo, seco o dulce, ligero o intenso, las posibilidades de descubrimiento son infinitas y la experiencia que se lleva a casa después de un viaje a Italia no tiene precio.