Franklin Rodríguez: Acep promueve el liderazgo regional y el desarrollo del talento humano

ACEP recorre casa por casa en el sector El Roble / Foto prensa

 

Acción Ciudadana en Positivo (ACEP) es una organización que, desde su nacimiento en 2018, se ha dedicado a potenciar las habilidades de los venezolanos, promoviendo los liderazgos regionales y desarrollando el talento humano.

“Somos creyentes e impulsores de la descentralización del poder, de los recursos y el talento humano, y ese es el mensaje que llevamos a diario en cada visita que hacemos casa por casa o cuando acompañamos a los bolivarenses durante las manifestaciones que hacen para expresar su descontento. Lo que ocurre en el país no es normal”, explicó Franklin Rodríguez, responsable de organización de ACEP Bolívar.

Rodríguez hizo un recorrido casa por casa por el sector El Roble, parroquia Simón Bolívar, municipio Caroní, acompañado de María López, secretaria general regional de la organización de los ciudadanos; Pedro Aguilera, secretario general de ACEP Caroní; Oscar Medero, secretario de Organización ACEP Caroní; y David Aro, miembro de la Juvenil ACEP Bolívar.

Durante el contacto personal que hicieron con vecinos del sector, pudieron palpar como los problemas sociales, sanitarios, educativos, económicos y de seguridad ciudadana vienen afectando a la población del municipio Caroní, que ha visto mermar su calidad de vida.

Una señora de la tercera edad identificada como Xiomara, señaló que sin recibir explicación alguna, fue excluida del sistema de protección social del desgobierno y lleva meses sin recibir los “beneficios” otorgados. Como no tiene otro ingreso, su realidad social y económica es dramática.

Otros vecinos de El Roble se quejaron por las fallas sistemáticas en los servicios públicos como el agua potable, electricidad y gas doméstico. Asimismo denunciaron la ausencia de transporte público derivado de la crítica escasez de combustible y la falta de repuestos automotores.

Los propios ciudadanos lamentan que tengan que disponer de demasiadas horas al día para tratar de resolver los problemas que los gobiernos central, regional y municipal dejaron de atender. “Es una pérdida de tiempo sin sentido”, apuntaron.

Rodríguez también constató el estado depauperado en el que viven los jubilados de las empresas básicas de Guayana. Después de tantos años de servicios, sus pensiones no les alcanzan siquiera para comprar medicinas. “Nos encontramos con jubilados que caminan durante horas, bajo el inclemente sol, desde sus casas hacia farmacias, puestos de mercado o bancos, porque no tienen plata para pagar el transporte o simplemente no consiguen efectivo”.

Sin embargo, el dirigente regional del partido de los ciudadanos, dijo que no todo está perdido, porque los propios vecinos del sector destacaron la importancia de la participación de cada quien para lograr los cambios en el país.

“Cuando escuchas que un ciudadano te dice que cada uno de nosotros es importante para la salida de la crisis, sabes que estás haciendo bien el trabajo, que vas por el camino correcto, que difícilmente los venezolanos otorgarán de nuevo un cheque en blanco a los políticos”, indicó Rodríguez quien aseguró ceñirse a los postulados de la organización política nacional que dirige Griselda Reyes.

Otra vecina de Los Robles insistió en la necesidad de rescatar el amor por Venezuela. “Si no queremos al país, difícilmente veremos un cambio. Debemos comenzar a cambiar nosotros como personas para transformar al país. Empecemos por tolerar a quienes piensan distinto y encontremos puntos de encuentro para así forzar la transición”, finalizó.

Nota de prensa

 

En el municipio Caroní del estado Bolívar no escapan del problema del suministro de agua / Foto prensa

 

Las personas de la tercera edad apenas sobreviven con las pensiones que les transfiere el IVSS / Foto prensa

 

La situación del país es crítica y los venezolanos quieren salir del gobierno cuanto antes / Foto prensa

 

Los venezolanos entienden que todos somos protagonistas del cambio / Foto prensa

 

Los jubilados de las empresas básicas de Guayana no tienen siquiera para pagar el transporte público / Foto prensa