Pdvsa ofrece crudo a precio de “gallina flaca” en medio de colapso del mercado

FOTO DE ARCHIVO: Logotipo de la petrolera estatal PDVSA en una estación de servicio en Caracas. 17 de mayo de 2019. REUTERS/Ivan Alvarado

 

 

Petróleos de Venezuela (PDVSA) está ofreciendo esta semana descuentos de hasta 23 dólares por barril para la venta de su crudo insignia, según operadores, en medio de un colapso mundial de los precios del petróleo que pone mayor presión sobre la firma estatal, que se enfrenta a sanciones de Estados Unidos. PDVSA ha estado fijando el precio de su crudo Merey a principios de año entre 16 y 18 dólares por debajo del valor del crudo Brent, dijeron las fuentes, para poder atraer a compradores temerosos del escrutinio de la administración del presidente Donald Trump.

lapatilla.com

Washington ha sancionado desde el año pasado a PDVSA para presionar la salida de Nicolás Maduro, a quien califica de dictador.

Con el Brent sufriendo el lunes su peor caída en 30 años debido a una merma en la demanda por el coronavirus y por una guerra de precios para ganar participación de mercado entre los principales productores del mundo, Rusia y Arabia Saudita, los bajos precios de venta podrían dejar a PDVSA con problemas para cubrir sus costos de producción.

A un precio de alrededor de 37 dólares por barril para el Brent, los descuentos dejan a PDVSA recibiendo solo entre 14 y 18 dólares por su crudo. “Es una tormenta perfecta”, dijo Francisco Monaldi, economista de energía de la Universidad Rice, en Houston. “Si la caída de precios se prolonga, lo veo catastrófico para Venezuela, pues la combinación de variables adversas es letal”, agregó.

El principal socio comercial de PDVSA, Rosneft Trading, no ha tomado cargamentos de crudo venezolano este mes, según documentos de la estatal venezolana y datos de seguimiento de buques de Refinitiv Eikon. La filial del gigante petrolero ruso Rosneft, junto con otra unidad, TNK Trading, se hizo cargo el año pasado de un tercio de las exportaciones de petróleo de Venezuela.

Para compensar el riesgo, los descuentos ofrecidos por PDVSA respecto al Brent se han ampliado a entre 18 y 23 dólares por barril para la venta de Merey 16, una mezcla de crudo extrapesado de la Faja del Orinoco y variedades más ligeras demandada principalmente por refinerías asiáticas, dijeron los comercializadores bajo condición de anonimato.

Los 14 a 18 dólares por barril que PDVSA está recibiendo ahora por su crudo Merey están muy por debajo de los precios de crudos pesados comparables en la región como Maya, de México, o Vasconia, de Colombia, que cerraron el lunes a alrededor de 26 a 28 dólares por barril, respectivamente. Los costos de producción en Venezuela promedian entre 10 y 12 dólares por barril, excluyendo una regalía del 33% que PDVSA paga al gobierno, según dos fuentes de la industria. La estatal venezolana no ha publicado sus informes anuales desde 2017. Ni PDVSA ni el Ministerio de Petróleo respondieron a solicitudes de comentarios.

El ministerio publicó el viernes datos que muestran que el precio promedio oficial de la canasta petrolera venezolana la semana pasada fue de 45 dólares, alrededor de 10 dólares por debajo del Brent. A pesar de que podría estar perdiendo dinero al exportar, es poco probable que PDVSA reduzca los envíos porque la reciente caída en los despachos debido a las sanciones está conduciendo a un nuevo aumento de sus inventarios, dijo una fuente de la industria que habló bajo condición de anonimato.

Los inventarios totales de crudo de Venezuela aumentaron en 1 millón de barriles la semana pasada a 35,2 millones de barriles, el promedio semanal más alto desde principios de febrero, según cifras de la firma de inteligencia de mercado Kpler.

Con información de Reuters