Irán finalmente se inclina por la cuarentena ante el azote del coronavirus

Iranian pedestrians walk while wearing protective masks in Tehran on March 10, 2020 amid the spread of coronavirus in the country. – Iran today reported 54 new deaths from the novel coronavirus in the past 24 hours, the highest single-day toll since the start of the country’s outbreak. (Photo by ATTA KENARE / AFP)

 

Tras haber hecho todo lo posible para evitarlo, las autoridades iraníes parecen resignarse a imponer medidas de cuarentena o de  confinamiento para tratar de frenar el avance del nuevo coronavirus, que ya deja más de 2.000 muertos en Irán.

lapatilla.com

Con casi 30.000 contagiados -según cifras oficiales-, que aumentan día a día, Irán es uno de los países más golpeados por la pandemia COVID-19, junto con España, Italia y China.

Hasta ahora el gobierno se había resistido a imponer medidas de confinamiento o cuarentena, como lo han hecho muchísimos países, diciendo temer que eso provocara un desastre para la economía nacional, ya de por sí extremadamente frágil por las sanciones de los Estados Unidos.

“La cuarentena era algo que se hacía antes de la Primera Guerra Mundial, en la era del cólera y de la peste. Los mismos chinos no están muy satisfechos”, declaró el 24 de febrero un viceministro de Salud, Iraj Harirchi, 24 horas antes de que se anunciara que él mismo había sido contagiado.

En lugar de eso, las autoridades pidieron a los habitantes quedarse en sus casas “todo lo posible”, asegurando que no había necesidad de llegar al punto de algunos países europeos que adoptaban medidas policiales para prohibir a la gente desplazarse.

Pero este miércoles, en Consejo de Ministros, el presidente Hasan Rohani anunció la pronta aplicación de “nuevas restricciones”, “difíciles para la gente”.

Rohani aseguró que que hay un “largo debate en el comité nacional de lucha contra el coronavirus”, pero que “no hay otra opción” y que estas decisiones son necesarias “para proteger a la población”.

– “Nueva ola” –

“Hemos pasado la primera ola de la enfermedad, pero puede haber una nueva ola en los próximos días”, declaró Rohani. Algunos sectores en el extranjero consideran que las cifras publicadas por las autoridades iraníes están subestimadas.

El portavoz del gobierno, Ali Rabii, anunció luego, sin precisar la fecha, que “se prohibirá salir de las ciudades”, al igual que los “nuevos viajes”.

La noticia cae en plenas vacaciones escolares del Nuevo Año iraní, cuando millones de personas dejan su provincia para realizar visitas familiares o paseos turísticos.

Rabii llamó a la gente a volver a casa “lo antes posible”. La violación de las nuevas medidas será castigado con “multas”, advirtió.

Citado por la agencia oficial Irna, el ministro del Interior, Abdolréza Rahmani Fazli, pidió a la gente “cooperar más con las autoridades a partir de mañana o de pasado mañana cuando se ponga en marcha la medida”.

La medida durará “quince días”, explicó Rohani, quien indicó que ésta debería ser “cuidadosamente [aplicada] hasta el sábado 4 de abril”, fecha del reinicio del ciclo escolar tras las vacaciones del Nuevo Año iraní.

– “Decisiones más estrictas” –

Rabii dejó entrever la posibilidad de un confinamiento: “Si consideramos que hay mucha circulación inútil en las ciudades, vamos a tomar decisiones más estrictas”, afirmó.

Irán reconoció la presencia del coronavirus en su territorio el 19 de febrero, seguramente un poco tarde, admitió recientemente un viceministro de Salud, según el cual la COVID-19 estaba ya desde enero.

El portavoz del Ministerio de Salud, Kianuche Jahanpur, anunció el miércoles 143 nuevas muertes y 2.206 casos adicionales de coronavirus en las últimas 24 horas, lo que aumentó el balance total a 2.077 decesos y 27.017 contagiados en el país.

Jahanpur aseguró que las nuevas restricciones se “impondrían con un enfoque plenamente participativo, social y comunitario”.

Un poco más temprano, el canal de noticias de la televisión estatal difundió un programa que mostraba diversos formas de hacer ejercicios con los niños en la casa.

Con información de AFP