La ONU celebró que varios conflictos se han suspendido por pandemia de coronavirus

 

La ONU celebró este jueves la proclamación de altos el fuego en varios países en conflicto tras su llamamiento a detener los combates ante la pandemia de coronavirus.

En los últimos días se suspendieron combates en Camerún y en Filipinas, anunció Naciones Unidas.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, había llamado el lunes a “un alto el fuego inmediato” para proteger del coronavirus a los civiles más vulnerables en los países en guerra.

Según un diplomático que pidió conservar el anonimato, “un proyecto de resolución circuló entre los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad -China, Francia, Rusia, Reino Unido y Estados Unidos- relacionado con el impacto de la COVID-19 sobre las situaciones de paz y seguridad”.

“Algunos países de la ONU piensan en un texto para respaldar el llamamiento de Guterres”, confirmó este jueves otra fuente diplomática a la AFP.

Pero la adopción de una resolución sobre el tema parece complicada puesto que Rusia se muestra reacia a que el Consejo de Seguridad aborde un tema sanitario y Estados Unidos podría insistir para que se mencione que el coronavirus procede de China.

– El caso de Yemen –
En Camerún, grupos armados de dos regiones separatistas -donde principalmente se habla inglés- luchan contra el gobierno de ese país también francófono desde hace tres años, en una guerra que ha dejado más de 3.000 muertos, muchos de ellos civiles.

“Celebramos el alto el fuego temporal anunciado el 25 de marzo por las Fuerzas de Defensa Camerunesas del Sur”, declaró el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, en su rueda de prensa semanal en Nueva York.

Pero el conflicto en Camerún implica a una multitud de grupos y sus representantes, que en ocasiones viven en el extranjero, no siempre están al tanto de lo que ocurre en el terreno.

Según Dujarric, Guterres pidió a otros grupos armados que se sumen al alto el fuego e instó a un “nuevo diálogo” en el país africano “que ponga fin a la violencia y el sufrimiento humano”.

También el brazo armado del Partido Comunista en Filipinas, que lucha contra el gobierno de Manila, anunció un alto al fuego temporal el martes, según la ONU.

Y el próximo cese de hostilidades podría tener lugar en Yemen.

El enviado especial de la ONU para ese país, Martin Griffith, se mostró “alentado” tras recibir respuestas positivas del gobierno y de los rebeldes chiitas hutíes a la petición de declarar un alto el fuego.

“Espero que las partes cumplan su palabra y pongan el interés del pueblo yemení por encima de todo”, dijo Griffith en un comunicado en el que pidió una reunión urgente para abordar el cese de los combates.

Desde su comienzo hace cinco años, la guerra civil de Yemen ha causado decenas de miles de muertos, sobre todo civiles, según las oenegés.

El conflicto enfrenta a los hutíes, respaldados por Irán, a las fuerzas progubernamentales, apoyadas desde 2015 por una coalición militar liderada por Arabia Saudita.

Según Dujarric, Guterres espera que los primeros altos el fuego sirvan “de ejemplo en todo el mundo para silenciar las armas y unir a la gente ante la amenaza global del COVID-19”.

AFP