¿Un nuevo Delcygate en Trinidad y Tobago? La reunión de la número dos de Maduro en medio de la pandemia

Archivo REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

 

Un encuentro relámpago entre Delcy Rodríguez y el primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowley se dio el pasado viernes 27 de marzo en el Centro Diplomático de Puerto España, con una explicación bastante escueta por parte de las autoridades de la isla caribeña.

La Patilla

“La reunión se centró en la estrategia que se está desplegando en ambos países para combatir COVID-19. La vicepresidenta es directamente responsable de la respuesta COVID-19 en Venezuela”, fue el texto difundido en la página oficial de comunicaciones del gobierno trinitario. Sin embargo, no se hizo lo propio en Venezuela. La visita no fue confirmada oficialmente a la opinión pública.

 

Ese mismo día, Trinidad y Tobago había reportado sus dos primeras muertes por Covid-19 y 66 personas contagiadas. En Venezuela, mientras tanto, suman tres los fallecidos y 129 casos positivos, de acuerdo a cifras oficiales.

Los espacios aéreos de ambas naciones habían sido cerrados tras los anuncios de la llegada de la epidemia. Venezuela el 17 de marzo y Trinidad y Tobago el 22 de marzo –todas las fronteras a partir de la medianoche–, con el objetivo de combatir la pandemia que ha cobrado más de 30 mil víctimas en todo el mundo. Cientos de ciudadanos quedaron varados a causa de las medidas que parecieron no aplicar para el encuentro diplomático.

35 ciudadanos trinitarios son algunos de ellos. Embarcaron en un crucero desde Dubai a Sudáfrica y ahora se encuentran en Barbados al no permitírsele regresar a su país. En las mismas condiciones, se encuentran venezolanos en EEUU, Panamá y República Dominicana.

¿Qué era tan urgente? Líderes mundiales que integran el G20, participaron de forma inédita en una reunión virtual el pasado 26 de marzo ante la emergencia sanitaria causada por el coronavirus chino. El encuentro de Delcy y Rowley no pudo seguir el mismo protocolo y se desconoce que tema pudo causar tal urgencia.

Desde la oposición trinitaria se especula sobre un trasfondo, aunque evitan mencionar los detalles. Lo destacable post-reunión, que se da luego de las declaraciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos en las que se acusó a Nicolás Maduro, Diosdado Cabello, Maikel Moreno, entre otros de narcotráfico y terrorismo, es que esta aún sigue sin ser reportada por la cancillería venezolana.

 

Suzette Louwe, activista en Trinidad y Tobago cuestionó fuertemente la visita de Rodríguez en el país caribeño, precisamente durante la peor crisis de salud en todo el mundo y pese a las medidas drásticas que se han tomado en torno a ello, específicamente en cuanto a la suspensión de reuniones presenciales.

“¿Qué era tan importante que Delcy tenía que venir a Trinidad un día después que la DEA acusara a Maduro de narcotráfico?, ¿Por qué no podía ser esta conversación por teléfono? Hay muchas especulaciones, yo también podría especular porque no se conocen las razones verdaderas”, señaló.

¿Se estará entonces frente a un nuevo Delcygate, ahora en Trinidad?