Adolescente de California con coronavirus muere tras ser rechazado en hospital por no tener seguro

La muerte de un adolescente de California que había dado positivo a una prueba de coronavirus ha desatado una ola de indignación en el país, luego de que el alcalde de Lancaster denunciara que había sido rechazado de una sala de urgencias porque no tenía seguro médico.

Por NoticiasTelemundo

Ahora, el caso ha sido referido a la principal autoridad sanitaria del país, los Centros para el Control de Enfermedades.

La directora del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, Barbara Ferrer, lo calificó como “un recordatorio devastador de que el COVID-19 afecta a personas de todas las edades”.

El departamento que dirige Ferrer había dicho en un principio que el adolescente había muerto de COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus, pero rectificó después.

Funcionarios de salud pública dijeron en un comunicado el martes que para establecer la causa de su muerte se requerirá de una evaluación adicional por parte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

“Aunque las primeras pruebas indicaron un resultado positivo para COVID-19, el caso es complejo y puede haber una explicación alternativa para esta fatalidad”, se lee en el comunicado. “La privacidad del paciente impide que ofrezcamos más detalles en este momento”.

La muerte del adolescente ha causado el reproche de especialistas y del público en general en las redes sociales.

“Oh Dios mío, cuando un adolescente en California enfermó, sus padres lo llevaron a una sala de urgencias en un centro médico y los rechazaron porque no tenían seguro médico”, denunció la doctora Dena Grayson por medio de la red social Twitter.

“La mayoría de la gente ya habrá escuchado que perdimos a un muchacho de 17 años. Hay muchos rumores sobre cómo murió, cuáles fueron las circunstancias. Así que me gustaría aclarar algunas cosas”, dijo el alcalde R. Rex Parris en un video que publicó en Youtube.

“Estuvo enfermo pocos días, no tenía condiciones médicas preexistentes. El viernes antes de que muriera, estaba saludable, socializando con sus amigos. Para el miércoles ya había muerto”, agregó.

Ese miércoles había ido a la sala de urgencias de un hospital, pero no lo trataron porque no tenía seguro, dijo Parris. Así que lo llevaron al hospital público Antelope Valley (AV).

“Esto no fue culpa del padre”, dijo Parris. “Esto fue culpa del liderazgo” de las autoridades sanitarias.

Para seguir leyendo sigue el siguiente link