Convocan cacerolazo masivo en NYC

Usuarios iniciaron una campaña en redes sociales para realizar un cacerolazo cada noche a partir de hoy desde sus viviendas en Nueva York en reclamo de la cancelación del pago de la renta hasta que culmine la emergencia por el incremento en caso de coronavirus en la Ciudad.

Por ElDiarioNY

“Suena tu sartén y tu olla donde quiera que estés practicando el distanciamiento social y vamos a hacer un poco de ruido cada noche a partir de las 8 p.m. hasta que el gobernador escuche alto y claro que necesitamos un alivio de renta y #cancelenlarenta para todos”, indica la convocatoria difundida en espacios como Facebook esta semana.

Previamente, activistas de la medida pidieron al menos 90 días de cancelación de renta para ayudar a los residentes en Nueva York en medio de la emergencia.

Una medida se encuentra bajo la consideración del Senado y la Asamblea Estatal para que se congele el pago de renta por ese periodo.

La llamada “Protesta cacerolazo” iniciará este martes a las 8 p.m. y la expectativa es que se continúe realizando cada noche hasta que el Gobierno estatal tome acción y ordene un cese obligatorio de pagos.

“Dile a tus vecinos y amigos, publica tus videos y fotos, y usa la etiqueta #cancelrent (#cancelenlarenta) y @NYGovCuomo”, precisa la invitación.

Esta iniciativa se suma a la que han respaldado miles de inquilinos que firmaron una campaña en internet una suspensión estatal de los pagos de alquiler, hipoteca y servicios públicos.

Hasta la mañana de este martes, al menos 81,000 personas firmaron la petición en línea.

Otras iniciativas estatales apoyadas por grupos que representan a trabajadores emplazan a la ciudadanía a llamar directamente a la oficina del gobernador y a la de los representantes para ejercer presión a los fines de cancelar los pagos.

Al momento, el gobernador se mantiene en su postura de no cancelar el pago de renta.

Cuomo dijo anoche que su administración tampoco planea brindar ayuda adicional para el alquiler de vivienda. El funcionario se reafirmó en la orden ejecutiva que impide que los arrendatarios desalojen a los inquilinos por falta de pago durante tres meses.

A raíz de la emergencia por COVID-19, muchos trabajadores, incluyendo inmigrantes, se han visto imposibilitados de continuar laborando por el cierre de sus espacios de trabajo.

Otros, como medida de prevención por miedo a contagiarse, han decidido no acudir a sus trabajos, los que los pone en riesgo de ser cesanteados.

En Nueva York, tras una orden emitida por Cuomo, se supone que solo los empleados esenciales salgan a laborar.

Una evaluación de CUNY Graduate School of Public Health & Health Policy (CUNY SPH), entre el 20 y 22 de marzo, arrojó que el 41% de los entrevistados dicen que ellos o alguien de su hogar ha perdido el trabajo en un periodo de dos semanas.