Al menos 34 periodistas han sido agredidos por organismos del régimen durante la cuarentena, aseguró el CNP

Foto Archivo / AFP PHOTO / JUAN BARRETO

 

34 periodistas fueron agredidos, entre ellos 11 detenidos por funcionarios de los organismos de seguridad del régimen durante los primeros 15 días de cuarentena decretada por Nicolás Maduro, denunció el Colegio Nacional de Periodistas seccional Caracas (CNP).

Edgar Cárdenas, Secretario General del ente gremial, dijo que “las agresiones a periodistas y el  hostigamiento a los medios representan las pretensiones del régimen por silenciar los derechos a la libertad de expresión e información”.

En el documento elaborado por el Observatorio de Seguimiento de Agresiones a Periodistas y Medios del CNP Caracas; se registraron 11 detenciones arbitrarias, 5 casos de hostigamiento, 3 de intimidación, 3 amenazas, 1 caso de retención y destrucción de credencial periodística, 10 denuncias de impedimento de circulación de periodistas mientras efectuaban cobertura, 1 caso de borrado de material grabado y dos medios impresos que dejaron de circular por la imposibilidad de distribuir el periódico por la escasez de gasolina.

Detenciones arbitrarias

El balance registra 11 detenciones arbitrarias de periodistas, destacando los casos de Darvinson Rojas y Beatriz Rodríguez. La vivienda de Rojas fue allanada por funcionarios de la Faes el pasado sábado 21 de marzo, siendo trasladado junto a sus padres a la sede del organismo policial en la urbanización La Quebradita, en el oeste de Caracas.

Cerca de la media noche del mismo día fueron liberados los progenitores de Rojas, quienes el domingo 22 se dirigieron de nuevo al cuerpo de seguridad donde se les informó el periodista no se encontraba allí.

Sus familiares tuvieron que dirigirse a distintos lugares de la ciudad, hasta que lo localizaron en Caricuao.

Posteriormente, fue presentado ante tribunales de forma clandestina  e imputado por delitos de instigación al odio e instigación pública, sin permitirle nombrar a los abogados para su defensa, asignándoles entonces  una defensora pública.

Fueron dictadas medidas cautelares, se le solicitaron fiadores y otros recaudos para su liberación siendo excarcelado este 2 de marzo.

En el caso de la directora del diario La Verdad, Beatriz Rodríguez, esta fue sacada de su vivienda en Catia La Mar y llevada a declarar ante la Fiscalía, luego que el medio publicó sobre un caso de coronavirus en Vargas.

Fue citada nuevamente a declarar el 25 de marzo, siendo liberada, aunque se abrió una investigación contra el medio.

Restricciones al derecho a la información

Para Cárdenas es muy grave que el régimen se aproveche del estado de emergencia producto de la pandemia por Coronavirus, para atentar contra un valor de la democracia como es el derecho a la información.

Asimismo, dijo que  “El CNP Caracas, desde el año pasado, ha venido denunciado que la agresión a periodistas  se ha ido convirtiendo en una política de Estado, que busca silenciar a la prensa libre sobre lo que acontece en Venezuela.

Dentro de las normas que rigen el Estado de Emergencia, las autoridades deben permitir la libre circulación de la prensa, de los servicios de salud y las cadenas de alimentos. Sin embargo, funcionarios policiales han intentado evitar la movilización de los comunicadores sociales para que estos no  cumplan con la labor de informar.

El dirigente gremial aseguró que el periodismo es un servicio público y la información es un derecho humano intangible que en estados de emergencia no se puede limitar.

Asimismo, destacó que el artículo 337 de la Constitución Nacional, instaura a la información como un derecho humano intangible.

En la coyuntura actual producto de la pandemia Covid-19, el periodista y los medios de comunicación social tienen la obligación de cumplir fielmente, sin censura, con este mandato, sin pretender tratamiento especulativo de la  noticia, ni ningún provecho partidista o personal, sino el de informar

“En estos momentos de angustia que vivimos los venezolanos el periodista está claro que sus funciones son las de ser orientadores, con informaciones ciertas, oportunas, pertinentes, adecuadas, apropiadas, de manera que el pueblo pueda estar debidamente informado y orientado, por lo que estamos obligados a cumplir  con lo señalado por nuestro Código de Ética en su artículo 6.

“El periodista se debe fundamentalmente al pueblo, el cual tiene derecho a recibir información veraz, oportuna e imparcial a través de los medios de comunicación social”.

Entendiendo por información veraz “aquella que se elabora a partir de la comprobación y verificación de la información con fuentes idóneas; y que se concibe y procesa de acuerdo con el apego estricto a la verdad obtenida por el periodista, sin una intención consciente ni maliciosa de tergiversar los hechos”.

“En  Venezuela debe respetarse y garantizarse el derecho a la libertad de expresión. Cercenar el derecho de información, legitimar la censura y criminalizar la opinión, son conductas propias de los regímenes autoritarios”.

This slideshow requires JavaScript.

 

Nota de prensa